UE empieza a abordar embarcaciones con migrantes irregulares

La Unión Europea (UE) empezó hoy a abordar, registrar y desviar o aprehender en alta mar embarcaciones sospechosas de transportar clandestinamente inmigrantes, en vísperas de la cita ministerial para acelerar las deportaciones.

Se trata de la segunda fase de la operación naval Sophia contra las redes de traficantes que operan en el mar Mediterráneo.

En la primera fase, la misión europea se limitaba a recopilar información sobre los traficantes y su modo operativo.

En lo que va de año, más de 550 mil personas entraron clandestinamente en el territorio europeo tras cruzar el mar Mediterráneo y más de tres mil murieron o desaparecieron en el intento, según cifras del ACNUR.

Este jueves, los ministros del Interior de la UE se reunirán en Luxemburgo para acordar medios de acelerar las deportaciones de los llamados migrantes económicos, que no tienen derecho a asilo.

Según el borrador de conclusiones de la cita, filtrado a la prensa por la ONG británica Statewatch, los Veintiocho podrían ofrecer incentivos y amenazar con cortar las ayudas al desarrollo a los países de origen de esos migrantes en caso de que no acepten las repatriaciones.

"Se deben movilizar todas las herramientas para aumentar la cooperación en el regreso y readmisión", determinó el documento, aún sujeto a cambios.

La UE destinaría 800 millones de euros (unos 899 millones de dólares) a los esfuerzos de deportación de los candidatos al asilo rechazados.

Datos de la Comisión Europea indican que sólo son efectivamente deportados 40 por ciento de los más de 500 mil migrantes que reciben una orden de salir del territorio europeo.

Por otra parte, la UE empezará el viernes la reubicación de refugiados sirios, iraquíes y eritreos, acordada por los Veintiocho para aliviar la presión sobre Italia y Grecia.

Un primer grupo, de ciudadanos originarios de Eritrea, será transferido de Italia a Suecia el viernes, mientras que un segundo grupo, originario de Siria, será llevado de Grecia a Luxemburgo la próxima semana.