Sube a cinco cifra de muertos por descarrilamiento de tren en Canadá

Ascendió a cinco el número de muertos hasta ahora por la explosión que causó ayer el descarrilamiento de un tren que transportaba petróleo en una localidad de Québec, Canadá, informó hoy la Cruz Roja.

Al menos 30 edificios fueron destruidos por el estallido en la localidad de Lac-Mégantic, donde más de mil residentes fueron evacuados, unos 100 estarían desaparecidos y 550 personas fueron atendidas por la Cruz Roja.

Los elementos de rescate continúan buscando más víctimas entre los escombros.

Un tren de 73 vagones que transportaba petróleo se descarriló la madrugada de ayer sábado, provocando severas explosiones en Lac-Mégantic, una localidad de seis mil habitantes.

Hasta el momento no se han dado más detalles de lo que causó el aparatoso accidente, luego de que el tren había hecho una parada de rutina para cambiar de riel.

La empresa propietaria del convoy, Montreal Maine & Atlantic Railway, asegura que antes de la parada de rutina se confirmó el sistema de frenos. No obstante, al parecer los frenos se liberaron y el tren comenzó a moverse, dirigiéndose al pequeño poblado.

En la información preliminar reportada por medios locales se habla de entre 50 y 80 personas desaparecidas. Sin embargo la policía de Québec se negó a confirmar esta cifra.

Los residentes señalan que puede haber decenas de víctimas, pues siendo una localidad relativamente pequeña se conocían entre ellos.

En esta búsqueda de desaparecidos las redes sociales están jugando un papel importante.

Jacques Bolduc y Solange Gaudreault acudieron a identificar el cuerpo que pudiera ser de su hijo Guy Bolduc, de 23 años, quien se encontraba cantando en un bar que fue destruido.

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, quien visitará la zona de desastre esta tarde, catalogó el hecho como "impactante y verdaderamente devastador".

"La escena es como la de un gran incendio forestal. Hay sólo partes de edificios, árboles quemados y autos calcinados. Esto es una total destrucción", describió el jefe de Bomberos, Denis Lauzon.

Agregó que el incendio de los siete vagones pudo ser controlado totalmente después de 32 horas de la explosión inicial.

Hasta ahora no ha habido ningún pronunciamiento oficial en el sentido de que el accidente pudiera haber sido provocado.

En lo que va del año la policía canadiense ha frustrado dos atentados terroristas que podrían haber sido inspirados por redes de Al Qaeda.

El primero, en abril pasado, cuando detuvo a dos sospechosos de planear un ataque a un tren de Nueva York a Toronto. El segundo, la semana pasada, cuando detuvo a una pareja con tres explosivos caseros que planeaba detonar en la legislatura de Columbia Británica.