Felipe VI alaba "unidad" española pese a elecciones independentistas

El rey Felipe VI de España pronunció hoy un discurso pro-europeo, alabando la "unidad" y "diversidad" españolas, diez días después de las elecciones regionales que dieron la victoria a los independentistas en Cataluña.

"Europa se ha construido sobre la voluntad de sumar y no restar; de aunar y no dividir, de saber compartir y ser solidarios", observó ante el pleno del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia).

"Tengan así pues, señorías, la seguridad de poder contar con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo; con una España unida y orgullosa de su diversidad; con una España solidaria y respetuosa con el Estado de Derecho", aseguró.

Antes de ello, el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, afirmó que "en los últimos 30 años Europa ha contribuido a hacer una España mejor y más fuerte, y España ha contribuido, a la vez, a hacer mejor y más fuerte a Europa".

"En estos tiempos difíciles, la Unión Europea (UE) necesita más que nunca a España", sostuvo.

Felipe VI se refirió a la UE como "una de las obras políticas más importantes construidas en la historia reciente de la Humanidad" y se dijo "profundamente europeo".

Recordando las altas tasas de desempleo en España y los problemas económicos de los que el país empieza a recuperarse, el monarca subrayó que "sin una UE fuerte no habrá solución eficaz a los problemas de nuestras respectivas naciones".

Por otra parte, advirtió que "nada está ganado para siempre" y consideró que la UE necesita "un nuevo ideal" que movilice a los ciudadanos.

También abogó para que la mancomunidad mantenga los problemas sociales en el centro de su política de integración, afirmando que la unión política de los Veintiocho "no será completa sin su imprescindible dimensión social".

El rey de España habló, asimismo, de la crisis de refugiados, defendiendo un enfoque "global e integral que contribuya a abordar las causas del éxodo de estas personas forzadas a abandonar sus países de origen".

"Estoy convencido de que la única forma de llevarlo a cabo con éxito es hacerlo entre todos", dijo, pidiendo a los Veintiocho "solidaridad y responsabilidad".

El discurso de Felipe VI fue boicoteado por los eurodiputados españoles de los partidos Izquierda Unida y ICV, que pretendían con ello manifestar a favor de la realización de un referéndum sobre la forma de Estado en España.

Esta es la segunda ocasión en que el rey español acude al PE desde que accedió al trono, en junio de 2014.

En abril pasado, durante su visita a la sede de Bruselas, el presidente de la Cámara, Martin Schulz, le invitó a dirigirse a los eurodiputados reunidos en sesión solemne en Estrasburgo.