Exhortan a las FARC a pedir perdón "de corazón" a las víctimas

Las guerrillas de las FARC deben pedir perdón "de corazón" a sus víctimas en caso que logren un acuerdo de paz con el gobierno colombiano, dijo el experto español en conflictos Vicenc Fisas al diario El Tiempo.

En declaraciones que publicó este domingo el periódico colombiano, el director de la Escuela de Paz de Barcelona y consultor de Naciones Unidas señaló que "tiene que llegar un momento en el que (las FARC) reconozcan sus errores y pidan perdón".

"Si hay un acuerdo de paz y desarme, la población abre las puertas de la reconciliación. No la habrá si (las FARC) no piden perdón y este debe ser de corazón para que tengan una vida política sin represalias", afirmó.

Para el experto, quien realiza un seguimiento a los diálogos de paz que se realizan en La Habana (Cuba) entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC, el Estado "también debe hacer memoria histórica de sus errores".

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negocian desde noviembre pasado en Cuba una agenda temática que ponga fin al conflicto armado de casi 50 años.

Dos temas importantes que están en debate en la mesa de negociación son la participación en política del grupo, una vez desmovilizado, y la entrega de armas por parte de los guerrilleros.

Respecto a la entrega de armas, Fisas acotó que "ha habido confusión en la opinión y en los voceros de las FARC. Hace un mes los visitaron en La Habana políticos de Irlanda del Norte y les llamó la atención que el IRA no entregó las armas con el acuerdo de paz".

Precisó que el Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) hizo algo que podría repetirse en Colombia, en alusión a que entregó a partir de 2001 sus armas a una comisión internacional que se encargó de destruirlas.

"Evitaron una fotografía que para ellos es humillante: la entrega de armas, que da la sensación de que unos perdieron y otros ganaron", comentó Fisas.

Sostuvo que las FARC deben entender que lo más conveniente es "que entiendan como funcionó en Irlanda del Norte y no tardar tanto para completar el desarme. Cuatro años (lo que demoró en Irlanda) es demasiado, debe hacerse máximo en cuatro meses".

En su opinión, los gobiernos de Cuba y Noruega "pueden vigilar que las armas sean destruidas" una vez que se logre firmar el fin del conflicto entre las partes en La Habana.