Inequidad, "alerta máxima" del Sistema Educativo Mexicano: INEE

El presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Mario Rueda Beltrán, advirtió que la inequidad representa la "alerta máxima" del Sistema Educativo Mexicano, dada la diversidad de condiciones socioeconómicas que tiene el país.

Al presentar el Panorama Educativo México 2012 del INEE, alertó que las peores condiciones que ofrece el sistema educativo las reciben las poblaciones con alta marginalidad, alta vulnerabilidad o en condiciones especiales, como las multiculturales, y pidió atenderlas.

"El sistema produce analfabetas funcionales, sí, pero también produce ciudadanos críticos. El problema es que, por un lado, tienes escuelas con condiciones que pueden ser equivalentes a las del país más desarrollado de este planeta y conviven con algo que es difícil pensar que es una escuela, pues apenas son una chocita o tienen condiciones precarias en todos sentidos: de higiene y falta de luz, etcétera.

"Es una vergüenza no hacer algo para que esto deje de estar ocurriendo", dijo Rueda Beltrán y agregó que el Sistema Educativo sí ha avanzado pero de manera lenta, "y el porcentaje que falta es el más difícil e implica acciones concertadas".

Los avances alientan, pero no tiene sentido un optimismo coyuntural que deje para después resolver el problema, advirtió.

"El ámbito de la educación está cruzado con intereses partidarios y políticos" y si bien es de preveerse que situaciones como marchas, plantones y faltas de maestros se reflejen en las cifras; pueden ser tan importantes como que el profesor no hable la lengua de sus alumnos o que un tercio de la población de primaria cursa en un modelo multigrado.

"El resultado general tiene que ver con el conjunto de cosas que pasan y que tienen que ver con la perspectiva de la complementariedad y la colaboración, así como de la conciencia social de que la única herramienta que tenemos para crecer es la educación".

Acompañado por Héctor Robles Vásquez, director de Indicadores Educativos del INEE, consideró arriesgado decir que "un factor es causa de tal o cual cosa".

A propósito de la reglamentación secundaria con motivo de la reforma educativa, recomendó que en un futuro la prueba Enlace sea más espaciada, con objeto de usar de manera más relevante los resultados que ofrece.

Entre las cifras presentadas, destaca que en comparación con 2010, hay más niños en las escuelas, que progresan y egresan, indicó a su vez Robles Vásquez.

Durante el año 2000, entre quienes asistían a la escuela 86 por ciento de los alumnos tenían de 12 a 14 años y hoy suma 90 por ciento la matrícula en ese rango de edad; en tanto que los de 15 a 17 años pasaron de representar 46 a 60 por ciento.

"La mejora es lenta. La escolaridad promedio, por ejemplo, avanza 0.11 en la década de 1990 a 2000 y en la siguiente década 0.2; tenemos que hacer esfuerzos muy grandes para avanzar".

A pregunta expresa sobre la reforma educativa aprobada como vía de solución a los actuales problemas en la materia, Rueda Beltrán descartó que sea tajante y aclaró: "No. Es una plataforma que atiende algunos aspectos".

Empero, admitió que la reforma está iniciado, se han logrado acuerdos básicos, pero lo que sigue, las leyes secundarias, todavía no están claras. Ahí tendremos mayor certeza de los alcances y posibilidades.

El presidente del INEE advirtió también sobre el gasto educativo, que no sólo no es eficiente sino que tampoco es equitativo.