Ordenan a empresario compensar a víctimas de ataques químicos en Irak

Un empresario holandés fue condenado hoy a pagar una compensación de más de 400 mil euros (520 mil dólares) a víctimas, por haber vendido productos químicos que fueron usados por el régimen de Saddam Hussein para atacar a kurdos en Irak e Irán.

De acuerdo con el veredicto de la corte, Frans van Anraat deberá pagar 25 mil euros (32 mil 500 dólares) más intereses, a cada una de las 16 víctimas demandantes en el caso.

Van Anraat cumple en la actualidad una sentencia de 17 años de cárcel por cargos de complicidad en crímenes de guerra, en relación con los productos químicos que vendía al régimen del ex líder iraquí, entre 1985 y 1989.

El tribunal estimó que el empresario suministró ingredientes que permitieron a Alí Hassan al-Majid, conocido como "Alí el Químico" -miembro de alto rango del régimen de Hussein-, lanzar mortales ataques con gas mostaza en Irán, entre 1980 y 1988.

Los productos vendidos por Van Anraat también fueron utilizados contra la población kurda iraquí, que sufrió varios ataques, el peor de los cuales en 1988 en la localidad de Halabja, en el noroeste de ese país musulmán, donde murieron más de cinco mil personas.

Los demandantes en este caso civil pidieron una indemnización "por los daños sufridos como consecuencia de los bombardeos con gas mostaza en Irak e Irán en la década de 1980, perpetrados por el régimen de Saddam Hussein".

En el momento de los ataques, los demandantes -todos civiles- estaban viviendo en una de las ciudades bombardeadas y sufrieron serias lesiones.

"Van Anraat suministró la materia prima para las armas químicas del régimen de Hussein, a sabiendas de que serían utilizadas. No participó en el uso real de las armas, sino que fue un eslabón esencial en la cadena causal", indicó la corte.

Tras conocer el veredicto, el abogado del empresario dijo que su cliente sería "incapaz" de pagar la compensación. "No tiene dinero", dijo el litigante y señaló que analizaría la posibilidad de apelar la sentencia.