Rechaza EUA acusaciones de parcialidad sobre situación en Egipto

Estados Unidos rechazó hoy acusaciones de parcialidad con ciertos grupos políticos en Egipto, tras la destitución hace tres días del presidente Mohamed Morsi por parte del ejército.

El líder opositor Mohamed ElBaradei fue nombrado este sábado como primer ministro interino de Egipto por el presidente interino, Adli Mansur, quien la víspera disolvió la cámara alta del Parlamento.

"Estados Unidos rechaza categóricamente cualquier alegación falsa propagada por algunos en Egipto de que estamos trabajando con ciertos partidos o movimientos políticos para dictar cómo debe proceder la transición", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Señaló que el presidente Barack Obama sostuvo este sábado una teleconferencia con el Consejo de Seguridad Nacional sobre la situación en Egipto, condenó la violencia en ese país y expresó su preocupación por la "continua polarización política".

El mandatario reiteró que Estados Unidos no está alineado ni apoya a ningún partido o grupo político en particular, sino que apoya al pueblo egipcio "en sus aspiraciones por la democracia, la oportunidad económica y la dignidad", añadió el comunicado.

Obama puntualizó que "el futuro camino de Egipto sólo puede ser determinado por el pueblo egipcio" y que en este periodo los egipcios deben mantener un proceso abierto que permita la participación de todos los grupos políticos.

En ese proceso, Estados Unidos continuará acercándose al pueblo egipcio en un espíritu consistente con su larga amistad e intereses compartidos, como es la transición a una "democracia sostenible", enfatizó.

La Casa Blanca urgió a todos los líderes egipcios a condenar el uso de la fuerza a fin de evitar más violencia, que las demostraciones se hagan pacíficamente y que las partes trabajen en conjunto para restaurar la estabilidad y democracia en ese país.