Ofrecen coros infantiles concierto extraordinario en el Cenart

El Coro de los Niños Cantores de Hidalgo, el Coro de Niños Cantores de la Escuela Superior de Música y el del Instituto Artene ofrecieron esta tarde un concierto como parte del fin de temporada 2012-2013.

La Sala Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart) recibió a los padres de familia y otros familiares de los alumnos del Instituto Artene, para que juntos escucharan los avances de esos estudiantes en materia musical.

Con una canción tradicional haitiana y una anónima colombiana inició el programa y, con ello, la fiesta. Luego, se sucedieron una a una composiciones de Quirino Mendoza, George Gershwin, Junkal Guerrero y David Zurzar.

El Coro de Cantores de Hidalgo, fundado en 2010 por la Dirección de Educación Artística de esa entidad, está integrado por niños de diversos municipios de la entidad y es dirigido actualmente por el maestro Rafael Rivera Díaz.

Por su parte, el Coro de Niños Cantores de la Escuela Superior de Música nació en 1999 como un complemento a la formación musical profesional que reciben los niños en esa escuela, bajo la dirección del maestro Alejandro León.

Los Niños Músicos de Instituto Artene nacieron con la creación de ese colegio en 1974. Genoveva Tort, Héctor Villabos y Karina Lubke son actualmente los directores del coro, mientras que Germán Tort es director general de esa escuela.

Otros autores interpretados por los coros esta tarde fueron Mie Nakabayashi, Verónica Tapia y Francisco Alday. Edgar Osorno y Eduardo Gutiérrez fueron los pianistas designados para este concierto.

En el acto, los organizadores informaron que la música favorece el desarrollo de las facultades humanas, como la sensibilidad, el amor, la inteligencia, la imaginación y la capacidad de crear y de comunicarse.

Los niños disfrutan de la música y al ser parte de un coro aprenden a convivir y trabajar en conjunto, exploran sus emociones, las transmiten a quienes los escuchan y conmueven a través de su voz, señalaron los profesores de Artene.

Estos más de 100 niños, quienes han conmovido con sus respectivos coros a diversos públicos en sus presentaciones, en esta ocasión unieron su alegría, entusiasmo y voz para emocionar al público del Cenart.