INE debe negociar el presupuesto de casillas únicas: Baños

El consejero Marco Antonio Baños consideró que para evitar presiones de gobiernos estatales durante elecciones, el INE debe ser el órgano encargado de negociar el presupuesto de las casillas únicas, no los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES).

En el seminario internacional "Evaluación de las elecciones 2015 y la reforma electoral 2014: diagnóstico y propuestas", advirtió que tan sólo este año se contó con 900 millones de pesos para las casillas únicas en las 17 entidades que tuvieron comicios.

Baños Martínez explicó que si bien la legislación "reservó algunas atribuciones esenciales de la organización electoral" para los OPLES, existe una "autonomía acotada".

"Esas atribuciones esenciales se tienen que ejercer, previa emisión de lineamientos, de criterios, de normas que establezcan de manera específica el Instituto Nacional Electoral", afirmó.

Al intervenir en la mesa "Distribución de competencias. Coordinación INE y OPLES: entre la autonomía, la subordinación o la cooperación", Marco Baños habló sobre el proceso de designación e integración de los OPLES.

Refirió que como consecuencia de la reforma de 2014, la designación y selección de consejeros y consejeras de los OPLES recae en el INE y aunque los partidos renunciaron a la facultad que tenían para la integración de los órganos electorales, no están conformes con el procedimiento.

La ley electoral establece que el presupuesto para el funcionamiento de los órganos electorales locales debe ser aprobado por los congresos de los estados.

Esto, en ocasiones, puede constituir mecanismos sutiles de presión. "La aprobación del gasto de los OPLES ha sido la válvula de presión de los poderes de los estados", subrayó.

Ante ello, se pronunció por revisar el catálogo de atribuciones del INE frente a los organismos electorales locales, como en el proceso de selección y designación de consejeros y consejeras electorales.

De igual manera, es necesario revisar el flujo de actividades en el proceso local y federal, así como la facultad de remoción de los consejeros locales, que también es una tarea pendiente, recalcó.