Rinden protesta 68 jueces de Distrito y un magistrado de Circuito

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Luis María Aguilar Morales, tomó protesta a 68 jueces y juezas de Distrito, así como a un magistrado de Circuito.

Durante la sesión conjunta de los plenos de la Corte y la Judicatura, el ministro José Ramón Cossío pidió a los nuevos jueces subordinarse al orden jurídico, pues "la unión pasa por momentos extraordinariamente complejos y la realización de la unión no puede pasar más que por el ejercicio del Derecho".

Reconoció que la aplicación técnica de la justicia bajo el nuevo modelo penal adversarial y oral "en estos tiempos difíciles es también difícil, ante los convulsos tiempos que vive la República".

Cossío Díaz admitió que hay un cuestionamiento general de la sociedad hacia las instituciones públicas; se siente "justificadamente agraviada por una gran cantidad de motivos" y "un sinnúmero de denuncias sobre corrupción e incapacidad para conducir los asuntos públicos".

También existen "niveles de impunidad muy altos y una idea de ir construyendo poco a poco, lentamente, en silencio, lo que se ha denominado con una expresión general: un derecho penal del enemigo".

Es decir "un derecho que pueda significar personas que no caben en ciertas modalidades o en ciertas representaciones de la cultura nacional", dijo el ministro a los nuevos juzgadores, a quienes adelantó que "es en esos tiempos en los que ustedes tendrán que actuar".

Cossío también alertó que deberán aplicar las reformas en materia de derechos humanos "en un contexto de creciente reclamos a la impartición de justicia en todo el país", y que trabajarán en la construcción creciente de juicios paralelos donde hay "poca ordenación".

"Van a tener ustedes que actuar en áreas donde las instituciones se transforman y en otras están paralizadas y seguramente serán objeto de extraordinaria crítica por lo que decidan o dejen ustedes de decidir", aseveró el ministro de la Corte a los nuevos juzgadores federales.

Felipe Borrego Estrada, consejero de la Judicatura, sostuvo a su vez que "serán el nuevo rostro de una nueva justicia, ya que serán jueces del sistema acusatorio adversarial", es decir, serán los pioneros de este nuevo procedimiento penal en todo el país.

"Tienen una gran responsabilidad: no sólo la de ser un juez, que sería suficiente, ustedes serán el rostro de una nueva justicia y serán quienes en el cotidiano quehacer de su investidura muestren la cara del Poder Judicial Federal. Confiamos en ustedes", agregó.