Aporta Baja California la mayor cantidad de vinos de mesa

Baja California ocupa el primer lugar en producción de vino de mesa en el país, pues en las regiones vitivinícolas de la entidad se fabrica la mayor cantidad de marcas de calidad rumbo al mercado.

La importancia que desde el pasado adquirió esta industria, provocó que el primer gobernador electo en la entidad federativa, Braulio Maldonado, decretara que la vitivinicultura sería el factor productivo principal en el estado.

El cultivo de la uva, es uno de los principales que se registra en Baja California, sobre todo en la zona costa, donde las condiciones arcillosas de su suelo poseen la característica de retención de la humedad necesaria para esta actividad agrícola.

De forma tradicional, son 12 los estados productores de uva en el país; sin embargo, de éstos sólo cinco centran el 95 por ciento de la superficie cosechada, entre ellos Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Sonora y Baja California.

Según estudios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en los últimos cinco años la producción de uva en Baja California representó en promedio el 10 por ciento del total nacional.

La producción de uva en la entidad, tradicionalmente ha sido para uso industrial, y sólo a partir de año 2000 comenzó a crecer el porcentaje que se destina al consumo como fruta, alcanzando en 2007 el 17 por ciento, refiere.

En Mexicali, Tecate, Tijuana y Ensenada se agrupan los productores importantes, pero es este último lugar el más relevante en la producción de uva; de las variedades, 41 son para vino y ocho son para el consumo como fruta y pasa, anota.

El secretario de Fomento Agropecuario (Sefoa) del estado, Antonio Rodríguez Hernández indicó que esta entidad tiene una vocación natural para la producción de uva, sobre todo la que se necesita para la elaboración de vinos de alta calidad.

Indicó que la industria vitivinícola regional fabrica vinos tintos, blancos y rosados, de la que existen grandes plantas de producción con sistemas automáticos y varias líneas de producción, hasta las vinícolas artesanales.

Detalló que en Baja California existen más de 40 empresas vinícolas que van desde las micro, pequeñas y grandes productoras, "con un gran número de variedades de uva para vino tinto y blanco, que han recibido premios locales, nacionales e internacionales".

La superficie sembrada en Baja California, es de más de tres mil 300 hectáreas de uva, por lo que los vitivinicultores de la región se encuentran en condiciones de proveer el 90 por ciento de la producción de vino en México.

El funcionario del gobierno del estado agregó que el año pasado los productores bajacalifornianos obtuvieron el segundo lugar en el país en superficie establecida de uva, con un 13.02 por ciento.

La superficie sembrada en Ensenada, dijo, representa el 88.5 por ciento del total de la superficie dedicada a este cultivo; entre 2009 y 2012, la producción de la entidad creció 26 por ciento, al pasar de 20 mil 116 toneladas a 25 mil 345 toneladas.

Respecto al valor de producción, en éste mismo periodo, se ha marcado un alza sostenida con un incremento de 43.76 por ciento, manifestó el secretario de Fomento Agropecuario del poder Ejecutivo de Baja California.