Corte atrae caso sobre cuidado de integridad de niños en preescolar

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia avaló atraer varios amparos sobre la posible negligencia de una institución educativa privada en adoptar medidas de cuidado para su comunidad educativa, en este caso de un alumno de preescolar.

Con dos votos en contra fue tomada esa decisión sobre las solicitudes de facultad de atracción 5 y 6 presentadas por la ministra Olga Sánchez Cordero de García Villegas, relacionadas con el cuidado de la integridad física de niños en ese nivel escolar.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó atraer los amparos promovidos tanto por la madre de un menor de edad, como por la institución educativa.

El caso se refiere a un niño de preescolar que en las instalaciones del instituto donde estudiaba tuvo lesiones en cabeza, frente, pómulos y espalda.

La madre del infante argumentó que la institución en cuestión fue negligente ya que no proporcionó al niño los cuidados necesarios, pues éste se encontraba bajo su cuidado como alumno de la institución.

Por ello la madre, en representación del niño, demandó del instituto pagos de reparación del daño, gastos médicos y hospitalarios, tratamiento sicológico y daño moral, entre otros.

El juez condenó al instituto al pago de gastos médicos y tratamiento sicológico del menor de edad, así como a devolver la inscripción y las colegiaturas pagadas, pero esto fue modificado en apelación.

Así se dispuso que los gastos médicos los cubriera la empresa aseguradora hasta el monto que determine la póliza y el resto la institución educativa; inconformes, ambas partes promovieron los amparos que este día atrajo la Primera Sala.

Esta instancia calificó el caso de excepcional y novedoso, por lo cual analizará el alcance del interés superior de un menor de edad en el ámbito de la obligación de proporcionar las condiciones necesarias para el cuidado de la integridad física de niños en grado de preescolar.