Liconsa romperá récord de compra a productores nacionales este año

La empresa social Liconsa romperá este año el récord en la compra de leche a productores nacionales, al llegar prácticamente a más de 800 millones de litros de los mil 100 millones que distribuirá en 2015, afirmó su director general, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva.

En entrevista con Notimex, el funcionario indicó que esto es un avance muy importante en la administración actual, que significa que el mercado nacional tiene en la paraestatal una propuesta segura y de muy buen precio.

A diferencia de países como España y Bélgica, donde derraman leche por la sobreproducción que hay este año, en México no sucede eso, "gracias a que hay empresas mexicanas que solventan esa problemática, y también el Estado Mexicano", que a través de Liconsa compra leche a productores mexicanos.

Ramírez Puga Leyva, quien mañana será el anfitrión en un recorrido que realizará el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, por la Gerencia Metropolitana Sur de Liconsa, afirmó que el organismo se ha transformado para llegar a comunidades marginadas e indígenas que no atendía.

Adicionalmente, subrayó que el secretario Meade Kuribreña ha instruido a duplicar el esfuerzo con el objetivo de caminar más rápido y llegar a las personas que registran carencia por acceso a la alimentación, e incidir en los indicadores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

"Nosotros, antes del cierre de gobierno, tenemos que entregar muy buenas cuentas en cuanto al combate a la pobreza extrema y a la carencia por acceso a la alimentación", dijo el funcionario, al recordar como ha dicho el presidente Enrique Peña Nieto: se tiene que "cerrar muy fuerte".

Adelantó que en el recorrido de mañana en una planta Liconsa en el Estado de México, darán a conocer que esa es una de las entidades que más creció en el número de beneficiarios en los últimos dos años y medio, donde se está a punto de alcanzar dos millones de personas atendidas.

Advirtió que, en general, en los tres años del gobierno actual se atiende a más población indígena que nunca, en 70 años de Liconsa, y en el caso de estados como Guerrero, Oaxaca y Chiapas se tiene un incremento prácticamente del doble del padrón anterior.

Ramírez Puga Leyva reconoció que tras el informe que presentó el Coneval hace unos meses, aún "falta mucho trabajo por recorrer en comunidades marginadas que aún teniendo la leche, no la pueden comprar, por lo que se están haciendo transformaciones en cuanto al precio".

Subrayó que será la primera vez que haya un precio diferenciado, pues si bien el litro de leche se vende a 5.50 pesos, se han identificado entre 150 y 160 municipios de Guerrero, Oaxaca y Chiapas donde podría ofrecerse a un peso, a partir de que lo determine el Consejo de Administración.

"Lo que pretendemos, es que la gente tenga no sólo el acceso físico a la leche, sino también pueda adquirirla o consumirla; para nosotros incidir en otro tipo de carencias que se tiene es muy importante, como es el caso de la desnutrición infantil aguda que tenemos en esas comunidades".

El titular de Liconsa subrayó además que el titular de Sedesol ha instruido a ser "muy incisivos" en cambiar estos indicadores de pobreza y de carencia por acceso a la alimentación, para que el Coneval tenga mejores resultados en su encuesta del próximo año.

La intención es trabajar de la mano con el Coneval, y se identificaron esos municipios porque la constante es que 30 por ciento de la población tiene carencia de acceso a la alimentación, recalcó.

Se trata de una prueba piloto que estará en práctica este año, "pero la idea es abarcar también la zona Tarahumara en Chihuahua, la Huasteca potosina, en fin, las comunidades indígenas de todo el país, no nada más de esas tres entidades".