Sector de construcción incorpora tecnología ante fenómenos naturales

El sector formal de la construcción ha incorporado tecnología en las edificaciones y elaborado planes de protección civil que ayudan a que los usuarios de los inmuebles tengan mayor capacidad de reacción frente a sismos.

"Contamos con un Protocolo de Emergencias y un Padrón de Empresas que voluntariamente aportan su capacidad técnica y de equipos para colaborar con los tres niveles de gobierno en la atención y reconstrucción de cualquier desastre", dijo Gustavo Arballo Luján en un comunicado.

El presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) agregó que se cuenta además con un programa de capacitación a través del Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción (ICIC) para formar Evaluadores de Inmuebles que auxilien a la población para determinar la calidad de sus estructuras.

Durante el Foro "Unidos por la Resiliencia de México, a 30 años del Sismo", mencionó que para la CMIC es de vital importancia continuar trabajando en la creación y promoción de instrumentos que permitan el fortalecimiento de la cultura de prevención.

En su oportunidad, el director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Valdés, dijo que "tenemos la certeza de que volverá a temblar, pero no sabemos cuándo. También tenemos la certeza de que una sociedad resiliente, preparada y prevenida podrá superar de mejor manera este tipo de fenómenos".

Ante ello, propuso impulsar la modificación de la Ley de Obras Públicas en lo que refiere a protección civil, y potencializar el convenio firmado entre la Coordinación Nacional de Protección Civil, el Foro Económico Mundial y la CMIC hace poco más de dos años.

Puso a consideración la elaboración de una agenda de trabajo sobre la reducción de riesgos de desastre y sus mecanismos que permitan el fortalecimiento de las políticas públicas y las acciones que se realizan desde la iniciativa privada para enfrentar retos como el cambio climático y sus graves efectos.

En tanto, el director para Latinoamérica del Foro Económico Mundial, Fernando Gómez, destacó que la colaboración pública-privada en materia de responsabilidad social no sólo se refiere a la participación económica, sino también al intercambio de conocimiento, prácticas y compromiso que permita incluir el factor confianza en dichas alianzas para combatir los desastres.

A su vez el secretario de Protección Civil del Gobierno del Distrito Federal, Fausto Lugo, expresó la necesidad de analizar que más se puede hacer en materia de prevención, no sólo en la ciudad de México, sino también en entidades como Guerrero, Michoacán y Estado de México.