Desigualdad social aleja a ciudadanos de la política: TEPJF

El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Constancio Carrasco Daza, consideró que en México se vive un alejamiento entre la sociedad y la política debido a la desigualdad social.

El magistrado expuso lo anterior al participar en el Seminario Internacional, "Evaluación de las elecciones 2015 y reforma electoral 2014: diagnóstico y propuestas", organizado por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"El hecho de que la política en su conjunto, desde una perspectiva general, no responde a las necesidades básicas de un Estado de derecho, las razones que han dado lugar a esa visión encuentran su origen a un alto grado de desigualdad social", consideró.

Advirtió que el mandato de convencionalidad es integrar a todas las autoridades del Estado en el ámbito de sus propias competencias, así lo exige el primer artículo de la Constitución.

"Y consecuentemente el aseguramiento de una democracia, asignaturas que necesariamente se encuentran ligadas y deben transitar hacia un esquema que se finque en el desarrollo de políticas públicas consensadas y razonables de todos los órdenes de gobierno", expresó.

Ya no tiene cabida un modelo democrático ajeno a la responsabilidad de aminorar la brecha de desigualdad social, la democratización de un Estado implica mucho más que elecciones libres, pues son necesarias instituciones permeables y transparentes a los ciudadanos que generen confianza para incentivar la participación política de todos.

"Cuánta desigualdad resiste una democracia. Hay cada vez más pruebas de que el grado de desigualdad económica de una sociedad, e incluso más que el nivel de desarrollo, es el que mejor explica la estabilidad e inestabilidad democrática", refirió el magistrado sobre el texto de una profesora de la Universidad de Stanford.

El presidente del TEPJF dijo que calibrar la democracia implica un ejercicio en el que necesariamente se analice la forma en que un determinado Estado cumple y satisface los derechos programáticos de todos.

El magistrado mencionó que blindar el país o el nivel de justicia revela un incremento sustantivo, tan sólo en el proceso 2014 y 2015 que está en desarrollo, se han resuelto en el orden federal más de 17 mil asuntos.

Esta cifra, dijo, denota la judicialización que se ha centrado en los conflictos entre partidos políticos de los que han derivado más de 20 mil asuntos.

"Transitar de la tutela de los intereses jurídicos a los intereses legítimos como un reclamo básico de una sociedad de derechos", indicó.

"La sociedad es la principal destinataria de sus beneficios pero también es la rectora de debilidades y es imperiosa la formación de una conciencia que arraigue en la sociedad el valor de la democracia y de la cultura de la legalidad".

"Sin estas asignaturas poco podemos contribuir las autoridades electorales a la formación de elecciones libres y auténticas", enfatizó.