Reforma migratoria solo la podrá ofrecer el partido republicano: Marín

El único partido que puede ofrecer una reforma migratoria es el partido republicano, afirmó la extesorera de Estados Unidos, Rosario Marín, quien por otro lado, vaticinó que ha empezado el declive de Donald Trump como candidato.

"Los latinos deben estar alertas porque la opción demócrata con Hillary Clinton solo ha ofrecido más ordenes ejecutivas como presentó la administración Obama", señaló la extesorera de la Federación en el gobierno del expresidente George W. Bush.

Marín, hija de padres mexicanos, y quien llegó a este país como inmigrante, fue considerada una de las latinas más influyentes de aquella administración en la Casa Blanca y alcanzó el pináculo de su carrera en 2001.

"Hillary Clinton ya sabe que si ella llegara a la Casa Blanca una reforma migratoria será imposible y sólo ha prometido hacer algunos ajustes como terminó haciéndolo el presidente Obama", consideró.

"Desde la primera de sus dos gestiones el presidente Obama pudo concretar la reforma migratoria porque en ese momento tuvo una mayoría demócrata y no lo hizo, lo que fue un engaño para los inmigrantes", denunció.

"Por eso digo que la única forma para concretar una reforma migratoria que no será amplia ni mucho menos una amnistía para 11 millones se daría con un gobierno republicano".

"Hay que recordar que la última reforma migratoria que legalizó a millones de inmigrantes fue durante la administración del presidente republicano Ronald Reagan", destacó.

"Si tiene solución y para mí el mejor candidato hasta este momento entre los republicanos es Jeb Bush y con su experiencia como gobernador de La Florida no sería un cambio radical llegar a la Casa Blanca", apuntó.

"No se tendrá una reforma migratoria de la noche a la mañana. Se dará con procesos y acuerdos y entre los republicanos cada vez se entiende que se tienen que tomar pasos para lograrlo y en eso Bush es el que ha hecho las propuestas más concretas", indicó.

Sobre el caso de Donald Trump expresó que su carrera "ha llegado más allá de donde podría llegar. Estamos viendo que después del debate ha dejado de ser la sorpresa y sensación y poco a poco se irá perdiendo", vaticinó.

"No se puede ser un candidato serio sólo con bla bla bla y no tener propuestas serias ni mucho menos una plataforma política. No es ni político y sólo es un bravucón que confronta a todo el que se opone a sus ideas", dijo.

"Además de que este señor, que no le quiero decir señor porque no lo es. Este hombre fue callado varias veces tanto por Carly Fiorina como por Jeb Bush. La primera de forma elegante e inteligente", recordó.

"Despues del debate ha quedado más que evidente que Trump que no es ni republicano, nada tiene que hacer en una campaña, ni mucho menos representando a las más importante alternativa de esta nación", abundó.

"El partido Republicano tiene un camino sólido para regresar a la Casa Blanca y eso lo demuestran las encuestas en donde la mayoría de estadunidenses afirman estar descontentos por el destino de la nación", enfatizó.

En resumen, señaló que en el pasado debate "los que mejor se vieron fueron Bush y Carly Fiorina. También Marco Rubio que tuvo un desempeño tremendísimo".

"Siento que es de gran orgullo ver que varios de los candidatos republicanos tienen la capacidad para ser el aspirante del partido empezando por Bush, pero insisto ya no tiene nada que hacer Trump".

Marín, quien fue alcadesa de la ciudad de Huntigton Park, es graduada de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), y de la escuela de gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.