"Oler la sangre" invita al público a reflexionar: Víctor Huggo Martín

El actor Víctor Huggo Martín protagonizará, junto con Adriana Llabrés, la puesta en escena "Oler la sangre", la cual invita al público a reflexionar sobre el momento en que se vive y la forma en que se debería ser feliz.

El montaje llegará a la cartelera del Teatro La Capilla el 17 de noviembre próximo y es un diálogo que mantienen "Alo" y "Ale", dos personajes que no sabían de su existencia el uno del otro, hasta la muerte de su abuela, en cuyo funeral se genera el primer encuentro.

"Son dos hermanos que se encuentran en el velorio de su abuela, no sabe uno de la existencia del otro, piensan que están solos en el mundo hasta que llegan a este momento y se encuentran, nos muestra cómo cambian las cosas porque ni siquiera queremos como quisiéramos, sino como podemos y de eso habla esta obra", declaró Martín en entrevista con Notimex.

Otro de los puntos que trata este montaje es la forma en que uno debería ser feliz, que no es de otra forma más que disfrutando el momento: "Habla de lo que uno necesita para vivir, porque tiene una idea de cuando se cumplan las cosas y deseos.

"De eso habla, reflexiona sobre ¿qué pasa cuando tenemos lo que tenemos y estamos en donde estamos?, hay que intentar ser feliz aquí y ahora, no cuando tenga novia, no cuando filme una película con Ripstein, vemos cómo les afectan las carencias afectivas", indicó el actor.

Con más de 20 años de trayectoria, Víctor Huggo se enfrenta a su primer diálogo, pero también a trabajar con los jóvenes talentos que empiezan a forjar la nueva forma de hacer teatro, entre ellos el director Ro Banda.

"Sólo somos dos personajes, yo digo la mitad de lo que está pasando y eso lo vuelve muy interesante, me está gustando mucho esa experiencia, además el tener contacto con gente tan joven, entre el productor, el director y el asistente ¡suman 100 años! Y eso le da una característica especial".

Respecto a trabajar con gente tan joven, indicó que le gusta la parte de la improvisación, pero también que se abra un espacio para quienes se dedican a hacer teatro emergente en la capital del país.

"Estamos intentando ser una opción, porque si existe el teatro comercial, que también lo disfrutan, que es para lo que es y es muy importante, está el institucional, que es del INBA, el de la UNAM, y esto que es el teatro emergente, que sale independientemente y que nos apoyamos en proyectos como Fondeadora, que hace que se vuelvan posibles".

"Oler la sangre" necesita un presupuesto de 95 mil pesos para cubrir los costos de producción, el plazo para alcanzar la meta vence el 22 de octubre y hasta el momento llevan siete por ciento recaudado.

"En realidad es comprar tus boletos con anticipación, cuando vengan en noviembre, la gente va a comprar un boleto para La Capilla, para vernos, el asunto es que en vez de comprarlos en noviembre la compra es en septiembre y nos ayuda a adquirir vestuario, iluminación y lo que se necesita para estrenar.

"Finalmente, el fondeador con base en esa donación, que no es dinero que das y desaparezca de tu vida, genera algo, primero arte, teatro en este caso, y segundo tienes tus boletos para entrar a ver la obra y por supuesto ser parte del movimiento y la sinergia del teatro independiente en el país".

La puesta en escena cuenta además con el apoyo de Miguel Moreno en el diseño de espacio e iluminación; Kevin Arnoldo en el diseño de vestuario; Brandon Torres en la musicalización; Iván Aguilar en la asistencia de dirección; Saúl Campos como productor ejecutivo y Sergio A. Zermann como productor general.

Las funciones en La Capilla serán todos los martes a partir del 17 de noviembre en corta temporada.