Estructuras convencionales son generadoras de más violencia: Ovejero

El escritor español José Ovejero afirmó hoy aquí que su nuevo libro "Los ángeles feroces" es una "novela social del siglo XXI", en que critica la brutalidad de las estructuras convencionales, que son generadoras de más violencia.

En entrevista con Notimex con motivo de la publicación de su nueva obra (editada por Galaxia Gutenberg) el autor enfatizó que el libro tiene un "componente fuerte de imaginación, libertad narrativa y de interés por el presente".

La historia narra cómo América, una joven cuya sangre no se contagia ni ella envejece, lucha por sobrevivir en las calles de una ciudad compleja, pero el político Castor quiere esa sangre, mientras Loco la quiere ofrecer a la Santa Muerte, de la que es adorador.

"La historia está contada en una ciudad que no existe y tiene rasgos parecidos a México D.F., aunque ninguno de los personajes responde a una nacionalidad, sus nombres no son locales sino variados de otros países, de la mezcla de las sociedades de hoy, el cómo están yuxtapuestas", refirió.

El autor de "La invención del amor" (con la que ganó en 2013 el Premio Alfaguara) expuso que la historia tiene a la supervivencia, de Alegría principalmente, y la ambición de los otros personajes, como elementos importantes de la trama.

"La novela surgió de una escena que no tiene relación con nada, que es la de una joven asomada en la ventana de un rascacielos y frente a ella otro rascacielos está en llamas. Desde atrás su aura son las llamas de otro edificio", comentó.

"Comencé escribiendo una novela de ciencia ficción, pero no era eso lo que quería y acabé contando una historia del presente, de gente marginada en las calles, ciudades con ricos y pobres, brutalidad policial creciente y el movimiento de personajes distintos", abundó.

Aclaró que esta no es una novela social al uso, porque para ello tendría que situarla en un lugar con condiciones sociales determinadas, "pero en este caso la violencia es local y las estructuras que la permiten son globales".

"Me preocupa la brutalidad de las estructuras y acaba saliendo como una de mis preocupaciones esa violencia de baja intensidad, que está implícita y que provoca otras, pero luego condenamos esas otras y no la de origen", reflexionó.

Subrayó que por sus constantes viajes a México en los últimos tiempos y su relación con este país, es como se le ocurrió el personaje de Loco, y su adoración a la Santa Muerte.

Ovejero (Madrid, 1958) señaló que este nuevo libro "es un cambio fuerte en el tono y en la manera de escribir y quizá pueda desconcertar a quien leyó "La invención del amor", pero "allí se pide al lector que entre al libro como a una ciudad que no conoce".

La obra se presenta la próxima semana en Madrid y después en ciudades de España, para promoverla a finales de octubre en el "Hay Festival" de Ciudad de México, a finales de octubre.