Prevén incluir fibrosis quística en tamiz neonatal para 2016

El director general del Centro Nacional de Equidad y Género y Salud Reproductiva, de la Secretaría de Salud, Ricardo Juan García Cavazos, confió en que el ajuste presupuestal en 2016 no afecte el proyecto de ampliación del tamiz neonatal que pretende incluir la fibrosis quística para ese año.

En entrevista luego de participar en el foro "Respirar es aspirar a la vida", señaló que ahora el tamiz neonatal en el Seguro Popular incluye cuatro marcadores que son para diagnosticar o descartar: hipertiroidismo, hiperplasia suprarrenal congénita, fenilcetonuria y galactosemia.

"Para 2016 se va a integrar fibrosis quística como un elemento de ampliación, se requiere de recursos y de que los insumos, que son importados, estén en el cuadro básico. Nuestra meta es llegar a 29 elementos antes de que termine 2018", expuso.

García Cavazos refirió que en el sector privado hay tamiz neonatal ampliado de hasta 60 pruebas.

Respecto a si el ajuste presupuestal que se prevé para el sector salud en 2016 pudiera afectar estos planes, el funcionario consideró que el programa seguirá en marcha, pues se trata de una importante prueba para tratar oportunamente enfermedades raras o huérfanas.

"Esperemos que no, lo tenemos como un elemento de búsqueda anticipada, estamos haciendo presentación anticipada para pelear un poco los recursos si llega a haber algún recorte, es un programa prioritario en salud para los recién nacidos y es fundamental para los niños del futuro", destacó.

De acuerdo con García Cavazos, para llegar a un tamiz de 29 elementos se requeriría un presupuesto de 800 millones de pesos anuales, y uno de los 60 elementos tendría un costo de mil 300 millones de pesos anuales.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria, crónica y progresiva en la cual se produce un moco espeso y pegajoso que interfiere en la función respiratoria y digestiva.

En México cada año se diagnostica un promedio de 400 nuevos casos, y de su atención oportuna depende el tiempo de vida del paciente que puede ser de hasta 40 o 50 años con las nuevas terapias.

Anualmente se destinan 80 millones de pesos al tamiz neonatal en el Seguro Popular y el integrar una prueba más implicará que el costo total sea de entre 130 millones o 140 millones de pesos.

En 2013 se realizaron 897 mil pruebas de tamiz neonatal en todo el país a los recién nacidos atendidos en el programa del Seguro Popular y en 2014 la cifra fue muy similar.

El tamiz neonatal debe realizarse idealmente entre los tres y cinco días de nacido, de no poderse en esos momentos se tiene hasta los 28 días, pero en esos casos se debe referenciar muy bien la fecha para ajustar los marcadores y alinear los resultados porque los valores son distintos.