Prótesis, única vía para pacientes con artrosis severa

La única vía para tratar una artrosis severa es un reemplazo articular, indicó el especialista en ortopedia y traumatología Luis Manuel Alanís, quien afirmó que más de 10 por ciento de la población puede llegar a necesitar una prótesis.

La artrosis es una enfermedad degenerativa causada por el deterioro del cartílago de las articulaciones.

En conferencia de prensa, el experto apuntó que esas prótesis son de rodilla, cadera y hombro, las más exitosas; así como de tobillo, articulaciones de manos y codos.

Expuso que para un paciente con artrosis es momento de ponerse una prótesis cuando comienza a tener limitaciones en su vida cotidiana, y comentó que en México se realizaron 12 mil 600 reemplazos únicamente de rodilla en 2014.

Los daños más frecuentes están en la mano, la cadera y la rodilla, aunque la más incapacitante es esta última, indicó.

Este médico es el único que en México ha trabajado con el sistema Attune Knee (precisamente para rodilla) que, explicó, es superior respecto de otros en cuanto a las posibilidades que ofrecen al paciente para rehacer una vida normal.

Incluso, "pueden andar en bicicleta, pueden caminar, hacer trote si quieren... en realidad pueden regresar a todo", comentó Alanís.

Destacó que estas prótesis sólo se han colocado en la medicina privada y en la semi privada (aquella en la que el paciente compra la prótesis), pero no en la pública.

Sobre la pública, señaló que existen serias limitaciones en cuanto a la colocación de las prótesis en general porque, por ejemplo, piden al paciente que tenga 60 años de edad o sin sobrepeso.

"La verdad, creo que eso es un error, porque cualquier gente de 40 años, por ejemplo, tiene derecho a tener una prótesis que le permita tener una vida normal. Lo necesitan principalmente cuando son personas productivas y no lo pueden ser porque tienen un problema", mencionó.

Además, señaló, no logran bajar de peso porque tienen un severo problema funcional.

Expuso que hay diferentes clases de prótesis, que a su juicio no cuentan con un sistema tan avanzado como este; aunque comentó que para que esta prótesis llegue a la medicina pública se requiere por lo menos tres años, en lo que la Cofepris la acepta.

También, reconoció, hay una falta de cultura sobre el tema; la verdad es que la gente se espanta porque cree que le van a quitar un pedazo del hueso cuando, en realidad, lo que se hace es recubrirlo, poner una superficie que les va a hacer más agradable la vida.

Por otra parte, Alanís alertó a la gente sobre los anuncios que se divulgan por televisión respecto a la presunta regeneración de cartílago, lo cual es falso.

Explicó que "el cartílago no es algo que se pueda hacer crecer nuevamente. Un cartílago que se pierde no va a regenerar jamás, le hagan lo que le hagan".

En la conferencia, diversas pacientes comentaron su experiencia después de que se les colocaron prótesis en las rodillas. Dijeron que a pesar de que estaban acostumbradas al dolor, las intervenciones les cambiaron la vida.