Museo de la Memoria en Medellín, apuesta por la verdad de la guerra

Museo Casa de la Memoria, es una novedosa iniciativa multimedia en la ciudad de Medellín, para reflexionar sobre el horror de la violencia en los últimos 50 años, para que su gente desde su propia historia, apueste por la paz y la reconciliación.

Este es el objetivo y la misión que tiene este museo auspiciado por la alcaldía de Medellín, ubicado en el barrio Boston, en el centro-oriente de la ciudad, una zona habitada por personas de clase media en un lado de la edificación y por sectores pobres que habitan sobre las faldas del cerro.

Es una propuesta multimedia en la que se usan diversos lenguajes y narrativas que permite visibilizar la historia de más de 50 años de violencia interna que ha dejado miles y miles de muertos y más de siete millones de desplazados por los actores de la guerra.

Es una iniciativa para que los propios habitantes de Medellín y los extranjeros se internen en este espacio y comprendan la dimensión de la guerra que sufrió esta ciudad y Colombia en general.

En el Museo Casa de la Memoria, se reconoce y da vida a las voces de las víctimas y no la voz de los victimarios, que con sus armas y poder siempre la tienen.

Es una plataforma de interacción "discursiva, simbólica, crítica y reflexiva, para circular las memorias ya construidas, y aquellas concebidas durante los procesos de visibilización de las mismas, en la ciudad y el país, con sentido de futuro", sostienen los documentos del museo.

Esta propuesta es una contribución de las autoridades locales por la "la visibilización y potenciación de los diferentes usos de la memoria: el uso político, el jurídico, el documental, el social, entre otros".

En palabras del alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, quien conversó con Notimex, el Museo Casa Memoria, es una apuesta "por la verdad, la justicia la reparación y por la reconciliación".

"Nuestro país, nuestra ciudad ha vivido muchas décadas de violencia y lo que queremos es que eso no quede en el olvido, no queremos que Museo Casa de la Memoria, sea un espacio para los odios, pero si queremos que sea un espacio para la no repetición, para justicia, reconciliación, verdad", subrayó Gaviria.

El alcalde destacó que lo más importante de esta iniciativa es que "no es un museo de memoria después de... Es una casa de la memoria en medio del conflicto... Queremos que nos ayude a no olvidar y a trabajar en la disminución del propio conflicto que todavía vivimos".

Es un mensaje de la ciudad para decirle a su gente a los extranjeros, que cada día visitan más este espacio, que "no queremos quedarnos en el dolor, en el pasado. No queremos olvidar para al año volverlo a repetir".

Medellín fue una ciudad que le toco vivir momentos muy duros del conflicto armado interno y de la guerra de los carteles de la droga en las décadas de los años 80 y 90 del siglo pasado, pero "hoy la ciudad avanza más segura, moderna y más respetuosa de la vida", subrayó el alcalde Gaviria.