Supo José Miguel Varas combinar periodismo y literatura

El locutor de radio, periodista y escritor chileno José Miguel Varas, Premio Nacional de Literatura 2006, será recordado mañana a cuatro años de su deceso, ocurrido el 23 de septiembre de 2011.

Reconocido por obras como "Cahuín", "Chacón", "Lugares comunes" e "Historias de risas y lágrimas", Varas Morel, nació el 12 de marzo de 1928, en Santiago, Chile.

Ingresó a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, pero tras cursar los primeros dos años abandonó y comenzó las clases de Literatura en la Escuela de Filosofía, refiere una biografía que de él difunde la citada institución educativa.

Su carrera destacó por abordar distintos géneros como la novela, el cuento, la biografía y el periodismo, Varas fue uno de los escritores más talentosos de su generación, y a la edad de 18 años, publicó su primer libro titulado "Cahuín" (1946).

Cuatro años después publicó su segundo libro "Sucede" (1950), que fue su primera novela, después siguió "Porái" (1963), "Chacón", que fue una biografía novelada (1967), y cuentos titulados "Lugares comunes" (1968), añade el sitio "www. Uchile.cl".

Llegó a ser director del diario del partido comunista "El Siglo", y después del Golpe de Estado en Chile en el año de 1973, partió al exilio; instalado en Moscú, fue el alma del programa radial ¡Escucha Chile!, en los años de 1974 y 1988, según datos que reproduce el diario español "El País".

En esa época surgieron libros como "Don Américo" (1981), y algunos relatos que incluyó en sus "Cuentos completos", además de algunos pasajes y anécdotas como "Las pantuflas de Stalin y otras historias" (1990), "Neruda y el huevo de Damocles" (1991), abunda información de la Biblioteca Nacional de Chile.

El trabajo periodístico para José Miguel Varas fue también de gran relevancia, ya que colaboró en diarios, revistas, canales de televisión y en emisoras radiales, tanto locales como internacionales.

Varas se desempeñó como editor y redactor de la revista cultural "Rocinante", donde escribió temas culturales, literarios y políticos, en última instancia se dedicó a la creación de novelas que combinaban el género periodístico con la ficción.

El libro "Los sueños del pintor: sobre la base de las conversaciones con Julio Escámez" (2005), fue un claro ejemplo de esa mezcla de aficiones.

En el 2006 público el volumen de cuentos "El Seductor" y fue ese año que lo galardonaron con el Premio Nacional de Literatura, acompañado también del "Premio Altazor" que le fue entregado dos veces por su novela "Milico" y "La huachita".

José Miguel Varas murió el 23 de septiembre en Santiago, Chile a la edad de 83 años.