Alimentos insalubres pueden ocasionar la muerte

Los alimentos insalubres, de grave riesgo para la salud pública, son aquellos infectados por organismos patógenos con una carga microbiana no apta para su consumo humano.

El académico del Departamento de Ciencias Químico Biológicas de la Universidad de Sonora (Unison), Gerardo Paredes Quijada, dijo que ese tipo de alimento puede contener bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causantes de enfermedades e incluso la muerte.

Refirió que al consumir alimentos contaminados por falta de limpieza, dentro y fuera del hogar, la persona presenta síntomas como náuseas, vómitos, dolores abdominales, con el peligro de contraer enfermedades diarreicas, hepatitis, gastroenteritis, entre otras.

Señaló que en México existen normas oficiales que obligan a las buenas prácticas de higiene y sanidad que deben observarse y aplicarse en el procesamiento de alimentos.

Esa normatividad, destacó, está especialmente orientada a las industrias restaurantera, turística, hotelería y otros establecimientos de servicio público dedicado a este ramo.

"Las normas oficiales se dirigen a quienes trabajan en la producción, procesamiento y servicio de alimentos en busca de que se garantice una seguridad en su procesamiento para que no se generen enfermedades en los consumidores", explicó.

Incluso, abundó, hay otra norma orientada a la inocuidad de los alimentos que se producen en el campo, además de que vigila el adecuado uso de fertilizantes y las condiciones de salud de los trabajadores agrícolas.

En lo general, la exigencia es la utilización de los procedimientos más modernos de control de calidad, con prácticas de elaboración adecuadas que garanticen una calidad y una higiene constantes en los alimentos, anotó Paredes Quijada.

Sin embargo, abundó, pese a la exigencia obligatoria de una óptima manipulación e higiene en la preparación y conservación de los alimentos, la realidad es que no siempre se cumple con las condiciones sanitarias ni se manejan adecuadamente los productos empleados para la elaboración de las comidas.

Planteó que quien manipula los alimentos debe reunir las mejores condiciones de salud posible y trabajarlos en ambientes limpios, ya que de lo contrario puede contaminar el producto en perjuicio de la salud.

Si la persona presenta alguna enfermedad, tiene heridas o cortes en sus manos y uñas sucias que esconden gérmenes, fácilmente depositará organismos no visibles en el producto y cuando se ingiere puede ocasionar diversas enfermedades.