Pide Ban Ki-moon a fuerzas de seguridad evitar violencia en Egipto

El líder de la ONU, Ban Ki-moon, expresó hoy su "creciente preocupación" por la actual crisis en Egipto y llamó a las fuerzas de seguridad de ese país a proteger a los manifestantes y evitar enfrentamientos entre la población.

En un comunicado, Ban declaró que tras los disturbios suscitados en las últimas horas en Egipto varias personas han muerto o han sido heridas por las fuerzas de seguridad, además de que existen "espeluznantes reportes" de violencia sexual.

Indicó que, ante esa situación, resulta imperativo que los egipcios definan un plan para regresar el gobierno al control civil, así como para restaurar el orden constitucional y la gobernabilidad democrática.

Asimismo, el secretario general de la ONU urgió a los manifestantes a protestar pacíficamente.

"Los líderes políticos de Egipto tienen la responsabilidad de señalar, mediante sus palabras y acciones, su compromiso con un diálogo pacífico y democrático que incluya a todos los votantes egipcios, incluyendo a las mujeres", asentó.

Luego de que los militares tomaran el miércoles pasado el control del gobierno en Egipto, varios líderes identificados con el depuesto presidente Mohamed Morsi han sido detenidos, y aunque algunos han sido liberados, otros permanecen bajo custodia.

Además, existen reportes que señalan que en algunas detenciones no se ha aplicado el debido proceso, además de que se han restringido las libertades de prensa y de expresión.

"El camino a seguir debe ser determinado por el mismo pueblo de Egipto, de modo que se respete la completa diversidad de las visiones políticas egipcias", acotó Ban, quien puntualizó que ese proceso debe estar exento de revanchas o de exclusiones de partidos o comunidades.