Hispanos exigen a precandidatos republicanos que eviten crear división

Los candidatos a la nominación presidencial republicana están creando "Estados divididos" marcados por el odio y la discriminación, en vez de fortalecer a Estados Unidos, denunciaron aquí organizaciones latinas.

Diversas organizaciones hispanas iniciaron movilizaciones en Los Ángeles para apostarse frente a la Biblioteca Ronald Reagan en Simi Valley, al oeste de Los Ángeles, donde este miércoles se llevará a cabo un debate entre los precandidatos republicanos a la Casa Blanca.

Las autoridades desplegaron un dispositivo de seguridad afuera de la biblioteca para evitar cualquier incidente con los candidatos.

Los hispanos, que se movilizaron en camiones y autos particulares, llevaban pancartas con mensajes de alto al odio y al racismo, además de grandes figuras con los rostros de los precandidatos republicanos, entre ellos el polémico Donald Trump.

Entre los líderes latinos destacan María Elena Durazo, dirigente de la Federación de Trabajadores de Los Ángeles, así como Angélica Salas, de la Coalición por los Derechos humanos de Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

"El divisionismo y el odio están a niveles que no se han dimensionado y que pueden crear una peligrosa polarización de nuestra sociedad", declaró a Notimex Durazo, quien también representa a la organización United Here.

"Los republicanos se están aprovechando de la frustración por falta de buenos trabajos para instigar el odio, además de negarse a aumentar el salario mínimo", aseveró la activista.

"Los republicanos están apostando por dividir a la sociedad de Estados Unidos y de ahí sacar provecho en las elecciones, en lugar de buscar un mejor país, pero están equivocados porque no pueden llevarnos hacia atrás", enfatizó Durazo.

"Al dividir a Estados Unidos no sólo perjudica a los inmigrantes, sino a todos, porque no vamos a ser la nación que podemos ser y hemos sido si estamos divididos", sentenció la hija de padres mexicanos, nacida en Los Ángeles.

Por su parte, Salas comentó que los manifestantes apostados afuera de la Biblioteca Ronald Reagan exigirán que se dé un debate que aporte y que no sólo avive el odio y la intolerancia.

"Les urgimos a que en su debate construyan oportunidades para todas las comunidades, sin hablar de deportaciones", agregó.

Salas manifestó que les advertirán a los candidatos a que cambien sus amenazas "o de lo contrario deberán enfrentar las consecuencias, como los republicanos en California, en donde ya nadie vota por ellos por intolerantes".

Alejandra Valles, del Sindicato de Trabajadores Unidos del Oeste (USWW), advirtió que la única manera de educar a los políticos republicanos para que respeten a los inmigrantes será con el poder del voto.