Museo de Arte Moderno celebra 51 años de promover narrativas actuales

El Museo de Arte Moderno (MAM), recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) que cuenta con un programa multidisciplinario para ofrecer a sus visitantes una experiencia trascendente respecto a las narrativas museísticas actuales, cumplirá 51 años de existencia el próximo domingo.

"El recinto fue creado para resguardar las colecciones del siglo XX del INBA. Su vocación la dicta el propio acervo y le atañe reflexionar sobre lo que ha sucedido antes del arte contemporáneo y después de la Ruptura para ayudar al público a entender lo que se ve ahora en los museos", explicó Sylvia Navarrete, directora del MAM.

Recordó que el MAM fue inaugurado el 20 de septiembre de 1964 como parte del programa de institucionalización de la cultura que caracterizó al gobierno de Adolfo López Mateos y adquirió la calidad de emblema oficial de la modernización del país.

Actualmente ofrece un activo programa multidisciplinario entre exposiciones, cursos, talleres, mesas redondas y actividades infantiles, además, "siempre ha presentado exposiciones interesantes que aportan algo y se dirigen a una gama amplia de público", aseguró Navarrete.

Ejemplo de lo anterior, dijo, fue la exposición dedicada a la fotógrafa francesa Gisèle Freund (1908-2000), con la que se dio a conocer la obra de una de las más grandes creadoras en la historia de la fotografía del siglo XX y sus vínculos con México.

El recinto alberga la retrospectiva "Zona de riesgo. Carlos Aguirre" para entender a los jóvenes que decidieron salir de las aulas para inventar un nuevo arte que se comunica en la calle y tiene una función social, la cual permanecerá abierta hasta el próximo 27 septiembre.

Mientras que "Lee Miller. Fotógrafa surrealista", que se presentará hasta el 21 de febrero de 2016, muestra el trabajo realizado por una de las más reconocidas fotógrafas de la vanguardia surrealista.

Además, el MAM resguarda uno de los mayores acervos de arte mexicano del siglo XX, conformado por alrededor de tres mil pinturas, esculturas, fotografías, dibujos y grabados en constante proceso de catalogación e integración.

La tarea del museo responde también al fondo fotográfico que resguarda, integrado por alrededor de mil piezas que trazan la historia de esta disciplina en México y el mundo, además de analizar las genealogías del arte contemporáneo y lo que ha pasado en los últimos 30 años, añadió la directora del recinto.

En 2008, el MAM constituyó un significativo patrimonio de obra fotográfica del siglo XX pues además de que integraba imágenes del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), se sumaron 49 de 23 autores mexicanos que van desde las primeras vanguardias, la fotografía documental y el fotoperiodismo, hasta las últimas décadas del siglo XX.

"El reto de los museos es hacer que los visitantes descubran y disfruten, e incentivar en ellos un sentido crítico. El arte es contemplación, deleite y algo sublime, pero también debe generar la reflexión sobre temas importantes de la vida actual", concluyó Sylvia Navarrete.