Guillermo Roux celebra 86 años de vida con exposición en subterráneo

Con la exposición de su obra en una gran galería de arte instalada el subterráneo porteño, debajo de las calles de Buenos Aires, el pintor e ilustrador argentino Guillermo Roux celebrará este 17 de septiembre, 86 años de vida.

Se trata de una colectiva integrada por 390 obras de 170 artistas ubicadas en túneles, andenes y estaciones de las seis líneas del subterráneo, según informó el sitio web "www.clarin.com".

Detalló que el proyecto se hizo con el objetivo de acercar a los usuarios a las obras de artistas locales, a través de un cambio a nivel estético y ambiental de las estaciones.

La obra de Guillermo Roux se exhiben en la estación San José de Flores, de la línea A, la más antigua de la Ciudad, la cual conserva obras que recuerdan hitos históricos de la Ciudad y la República.

Guillermo Roux nació el 17 de septiembre en Buenos Aires, Argentina, donde transcurrió su niñez y adolescencia; épocas en las que recibió de su padre Raúl Roux (1902-1960), los elementos teóricos del dibujo y la pintura.

Posteriormente, estudió en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, donde destacó gracias a su gran talento y facilidad para el dibujo, que le permitió realizar su primera muestra, a poco tiempo de egresar, en la Galería Peuser.

En 1956 viajó a Europa para trabajar, durante tres años con de Umberto Nonni, en Roma, Italia, como ayudante en obras de decoración y restauración, menciona el portal "guillermoroux.com.ar".

En 1960 regresó a Argentina y se instaló por siete años en la Provincia de Jujuy, dónde trabajó como maestro. En esta etapa comenzó su interés por el arte contemporáneo y afianzó su oficio de pintor en la realización de pintura de paisajes.

En 1966, viajó a Nueva York realizando trabajos publicitarios e ilustraciones de libros dónde conoció la obra figurativa de Diebenkorn (1922-1993) y Hopper (1882-1967), en la que encuentra una profunda afinidad estética por sus referencias poéticas a la alienación humana del siglo XX.

Entre 1971 y 1972 realizó una serie de tintas que tituló "Muebles y personajes". Éstas constituyeron el antecedente de sus grandes acuarelas, etapa que comenzaría en 1973.

En 1997 fundó en Buenos Aires su propio taller de enseñanza con la intención de que cualquier persona con o sin experiencia previa, pueda aprender dibujo y pintura.

Dos años después la Academia Nacional de Bellas Artes le otorgó el premio "Dr. Augusto Palanza" como reconocimiento a su labor artística, y en 1982 recibió el Premio Konex de Platino, que es entregado anualmente a aquellas personalidades argentinas que sirvan de ejemplo a la juventud.

En 1998 realizó una exposición retrospectiva en el Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, señala el portal "www.macromuseo.org.ar".

Guillermo Roux es considerado uno de los grandes pintores argentinos que ha hecho de su arte una forma de celebrar aquello en lo que cree: la memoria, los afectos, el trabajo y la dignidad humana, menciona el sitio web "lanacion.com.ar".