Preocupa a grupos civiles censura a medios por militares en Egipto

Dos de las más importantes organizaciones defensoras de la libertad de expresión manifestaron hoy su preocupación por la censura que han sufrido varios medios de información en Egipto a manos del nuevo gobierno militar de ese país.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y el organismo de escritores PEN Internacional dijeron estar alarmados ante el cierre de medios, y la detención de periodistas, simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Morsi o la Hermandad Musulmana.

"Si el gobierno interino es sincero en buscar la reconciliación y la democracia, debe comenzar por respetar la libertad de prensa. Todas las voces, incluidas aquellas de la Hermandad Musulmana, deben ser escuchadas", dijo Sherif Mansour, coordinador del CPJ para el Medio Oriente y el Norte de África.

De acuerdo con reportes de prensa, la imprenta del gobierno se negó a publicar el diario Libertad y Justicia, de la Hermandad Musulmana, además de que un operador de satélite egipcio bloqueó la señal de tres canales árabes de filiación religiosa que transmitían las manifestaciones en el Cairo.

Asimismo, los militares requisaron las instalaciones de la televisora catarí Al-Yazira, cerraron tres estaciones que apoyaban a Morsi, y arrestaron al menos a dos prominentes conductores de televisión y a varios empleados más de los canales sujetos de censura.

Por su parte, PEN internacional afirmó que pese a que algunas personas pueden objetar el contenido de las estaciones de televisión sujetas de censura por los militares, eso no es justificación para restringir de manera ilegal la libertad de expresión.

"Llamamos a los militares de Egipto a que permitan al pueblo egipcio recibir noticias del amplio espectro de fuentes de información y a que no restrinjan la cobertura noticiosa sólo con base en las opiniones políticas", enfatizó John Ralston Saul, presidente de PEN Internacional.