Cementos Chihuahua mira a Centro y Sudamérica

Grupo Cementos Chihuahua (GCC) prevé operar una planta o un centro de distribución en Centro y Sudamérica, que le permita consolidar su crecimiento y generar flujos de ventas contracíclicos cuando en Estados Unidos baje la demanda en la época de invierno.

Luis Carlos Arias, director de Tesorería de GCC, destacó que en 2016 pretenden una serie de inversiones que consoliden el liderazgo de la empresa en el norte del país y Estados Unidos, su principal mercado, al que venden 70 por ciento de su producción.

Pero también la cementera voltea a ver a Centro y Sudamérica, porque "son mercados contracíclicos con respecto a Estados Unidos, donde en invierno la demanda baja por las condiciones climáticas", reiteró.

El directivo señaló que aún están analizando en que país o países se realizará esta inversión, ya que se trata de una proyección internacional que debe llevarse a cabo de forma cuidadosa para garantizar su éxito.

Fundada en 1941 -el próximo año cumplirá 75 años- Cementos Chihuahua ha concentrado su influencia en el norte del país y Estados Unidos, donde se ha convertido en uno de los principales proveedores de cemento y concreto de Texas, por ejemplo.

Arias dijo que el escenario es favorable y previó crecimientos de doble digito para la empresa este año, debido en parte a las reformas estructurales que generarán un nuevo estadio de crecimiento.

"Las reformas estructurales se encuentran en una primera fase. Son reformas de fondo cuya implementación y beneficios no son inmediatos en varios aspectos, sino que lleva tiempo su implementación, por lo que una vez que detonen, México tendrá crecimientos importantes", resaltó en un comunicado.

Comentó que las ventas netas del grupo en 2014 alcanzaron los diez mil millones de pesos, cifra 19 por ciento superior a la del año previo y este 2015 esperan también doble dígito.

Otro aspecto importante es que GCC logró refinanciar su deuda bancaria por un monto de 194 millones de dólares en un plazo de cinco años y se alcanzaron commitments (compromisos) por 255 millones de dólares y la participación de nuevos bancos en estas operaciones.

"Esta transacción le permitirá a GCC tener una mayor flexibilidad para crecer, reducción del costo, mejor perfil de vencimientos de su deuda bancaria y mejores condiciones contractuales. GCC continúa teniendo un bono de largo plazo por 260 millones para 2020" resaltó.