Museos de Dolores Hidalgo, ventana al inicio de la Independencia

El centro de este municipio alberga diversos museos que cuentan la historia del inicio del movimiento por la Independencia de México, así como del hombre que llamó a su pueblo a iniciarla, Miguel Hidalgo y Costilla.

Esta localidad es identificada como patrimonio histórico y cultural, debido a que es la Cuna de la Independencia Nacional, por lo que ofrece a visitantes lugares emblemáticos que dan cuenta de cómo esta gesta arrancó hace 205 años.

Uno de ellos es el Museo Casa de Hidalgo, ubicado en la calle Morelos, antes conocido como la Casa del Diezmo. Este sitio fue hogar del padre de la patria desde su llegada a este pueblo, en 1803, hasta 1810.

El lugar fue utilizado posteriormente como hospital militar y en 1863 Benito Juárez lo recuperó para declararlo Monumento Nacional; más tarde en 1946 se convirtió en museo.

La construcción que se divide en diez salas, resguarda algunos muebles originales, vestimentas sacerdotales, un estandarte de la Virgen de Guadalupe, el primer bando de abolición de la esclavitud y una urna funeraria con restos de Miguel Hidalgo y Costilla.

Otro sitio dedicado a este personaje es el museo de los descendientes de Hidalgo, que en su primer sala exhibe un árbol genealógico que muestra a la familia de Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte Villaseñor, quien nació el 8 de mayo de 1753, en Pénjamo, Guanajuato.

En una lona se aprecia la descendencia de Hidalgo hasta la quinta generación (chozna) y de ésta aún sobreviven dos mujeres, llamadas Mercedes, de 102 años, y María Esther, de 97.

Esta propiedad perteneció a Pedro García, quien fue uno de los primeros en sumarse al movimiento independentista, ahora es de los descendientes de la familia de Hidalgo, quienes comparten con los visitantes algunos reconocimientos y pinturas.

Asimismo, se exhiben algunas maquetas que recrean momentos importantes que vivió este personaje como la Conspiración, el Grito de Independencia, así como la contribución del Pípila para tomar la Alhóndiga de Granaditas, entre otros.

Por otro lado, en el museo de la Independencia Nacional, que fue construido a finales del siglo XVIII por Don Francisco Miguel González para establecer la primera cárcel municipal, guarda documentos del periodo de esta guerra, varias esculturas, frescos, un estandarte de la virgen de Guadalupe y algunas banderas.

En 1810, Hidalgo liberó a los presos que se encontraban en esta cárcel y les otorgó armas para iniciar la lucha en contra de los españoles. Este recinto museístico inaugurado en 1985 se compone de siete salas, que abordan la iniciación de la Independencia.

Después de esta acción, el cura llamó a su pueblo al levantamiento en contra del control de los españoles. Subido en la escalinata de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, con la multitud abarrotando la plaza principal, lanzó el grito que dio inicio de la batalla por conseguir la Independencia de México.

Esta edificación fue idea de Álvaro de Osio y Ocampo, se colocó la primer piedra el 2 de febrero de 1712 y la construcción concluyó en 1778. En ésta se encuentra una placa que cita lo siguiente: "Desde este lugar arengó el Padre de la Patria al pueblo reunido en el atrio la madrugada del 16 de Septiembre de 1810".

Mientras que en la Plaza Principal dolorense se encuentra el Museo Bicentenario, que entre otras particularidades guarda la réplica de la campana que se tocó para llamar al pueblo a la lucha por la libertad, la cual ésta fabricada de bronce oro y plata; su peso es de 750 kilogramos y un espesor de 11 centímetros.

También se conoce este recinto como la casa de Mariano Abasolo, quien participó en la lucha independentista, junto con Hidalgo y Allende; el lugar fue de 1907 a 2010 la presidencia municipal, pero ahora exhibe en su segundo piso recuerdos de la celebración del centenario de la Independencia.

Se observan murales donde se representa la historia de la ciudad, un atractivo vitral de Hidalgo; la colección se integra por 827 objetos diversos como joyas, armas, música, retratos y fotos de edificios.

Desde 1906 hasta el 30 de abril de 2010 fue sede del ayuntamiento y edificio administrativo, pero se acondicionó como museo e inauguró el 14 de septiembre de 2010.

Además ofrece una sala interactiva donde se cuenta la historia de la Independencia, de cómo se dio el Grito, mediante pantallas con audiovisuales. Asimismo se pueden tocar objetos como espadas y armas de madera, que simulan las escopetas largas y cortas de ese entonces.

Un lugar más que rinde homenaje al Padre de la Patria se ubica en el Jardín del Grande Hidalgo, frente a la mencionada parroquia se encuentra un monumento de bronce, en el que se le aprecia sosteniendo un estandarte. La estatua fue moldeada por Miguel Noreña e inaugurada el 16 de septiembre de 1891.