ONU urge creación de tribunal para crímenes de guerra en Sri Lanka

El Alto Comisionado de Naciones Unidas (ACNUDH) para Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein urgió hoy la creación de un tribunal para juzgar crímenes contra la humanidad y de guerra cometidos en el pasado conflicto civil en Sri Lanka.

Esta corte deberá ser integrada por jueces y abogados internacionales, para investigar crímenes "horrendos" tanto de fuerzas gubernamentales como de los rebeldes Tigres Tamiles durante 26 años de guerra, precisó.

Los crímenes fueron documentados en un amplio informe realizado por expertos del ACNUDH dado a conocer por Zeid este miércoles en reunión con la prensa.

Este país insular, antes Ceilán, se ubica al sureste del extremo sur de India y en su región noreste habita la minoría étnica Tamil cuyo brazo rebelde, los Tigres Tamiles, buscaron reivindicar sus derechos ante la mayoría cingalesa.

Entra las violaciones y abusos cometidos en Sri Lanka durante el cuarto de siglo de guerra civil que terminó en 2009, figuran bombardeos indiscriminados, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas, dijo Zeid.

También fueron documentados actos de tortura, violencia sexual y reclutamiento de menores de edad , agregó.

Reconoció que "este informe se presenta en un nuevo contexto político en Sri Lanka, que ofrece motivos para la esperanza".

"Es crucial que no se permita que esta oportunidad histórica para un cambio verdaderamente fundamental se desmorone", indicó.

El informe de 261 páginas y un resumen adjunto fue realizado por un equipo central de siete investigadores con el asesoramiento de tres destacados expertos judiciales internacionales.

Siguió a años de resistencia a una investigación independiente presentada por el expresidente Mahinda Rajapaksa, quien comandó al ejército en los años finales de la guerra civil.

La elección del actual presidente Maithripala Sirisena el pasado enero marcó el comienzo de "un nuevo contexto político en Sri Lanka, que ofrece un terreno para la esperanza", dijo Zeid.

El funcionario de la ONU estimó que en Sri Lanka hace falta "mucho más que un mecanismo interno de rendición de cuentas, pues su sistema penal "todavía no está listo o equipado", para una investigación creíble.

"Si las comunidades pueden reconciliarse, si pueden superar toda la amargura y la enemistad, el país podría avanzar a un ritmo asombroso, y convertirse en un ejemplo para muchos otros'', vislumbró ACNUDH .

"Espero que este informe -publicado después de más de seis largos y dolorosos años de esfuerzo por parte de tantas personas y organizaciones- ilumine el período más oscuro del país'', indicó también,

También manifestó su deseo de que dicho documento "ofrezca uno de los estímulos necesarios para la creación de una nueva Sri Lanka por todos sus habitantes''