Mueren tres policías en ataque de rebeldes kurdos en Turquía

Al menos tres policías murieron y otro resultó herido tras un ataque del grupo rebelde Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la suroriental provincia turca de Mardin.

Militantes del PKK detonaron un artefacto explosivo, instalado previamente en una carretera del distrito de Nusaybin, cuando paso el vehículo blindado, reportaron este miércoles fuentes de seguridad turcas.

Tras la explosión tres policías, entre ellos un capitán, murieron y un cuarto oficial que resultó con heridas graves fue llevado al Hospital Estatal de Nusaybin. El estallido del artefacto la noche del martes causó severos daños en las casas cercanas.

Una operación a gran escala se inició después del ataque para detener a los militantes del PKK, que en los últimos días han aumentado los atentados contra las fuerzas del orden turcas, reportó el diario Hürriyet Daily News.

En tanto, dos policías turcos murieron y otros dos resultaron heridos la víspera tras el estallido de una bomba cuando su vehículo pasaba por un carretera de la provincia de Harrari, en el sureste de Turquía, en un ataque atribuido a la milicia separatista kurda.

El PKK inició su insurgencia separatista en 1984, lo que provocó un conflicto que ha matado a más de 40 mil personas.

El gobierno turco lanzó una ofensiva contra el PKK y el Estado Islámico en julio pasado tras un atentado en el centro cultural Amara de Suruc, donde estaban reunidos más de 300 activistas jóvenes de izquierda, que dejó al menos 31 muertos y decenas de heridos.