Profepa emite recomendación a NL para el cuidado del oso negro

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió una recomendación al Gobierno de Nuevo León, con el fin de que adopte medidas de prevención, contención, trato digno y respetuoso a las especies de oso negro.

La dependencia federal recomendó que en los Programas de Contingencia Ambiental y Protección Civil Estatal se prevea la inclusión de medidas preventivas y de contención ante los avistamiento en zonas urbanas en la entidad de este ejemplar de oso negro (Ursus americanus), y su adecuado manejo.

Señaló que en estos programas se debe agregar un sistema de alerta, número telefónicos de emergencia, ubicación, sujeción, transporte, traslado y, en su caso, liberación de los ejemplares en su hábitat, ante el reiterado número de avistamientos en los últimos años.

Refirió que de acuerdo con los registros, la mayor incidencia de avistamientos de osos solitarios e incluso familias, ha sucedido en carreteras y ciudades del estado, registrados en 2008 al 2012 dentro de las zonas urbanas: 24, en 2008; 24, en 2009; 23, en 2010; 27, en 2011, y 95 en 2012.

Expuso que se debe brindar la capacitación adecuada al personal involucrado en los programas de contingencia ambiental y protección civil estatal, a través de cursos y seminarios de actualización de técnicas de manejo ante el avistamiento de un Ursus americanus, para garantizar su inmovilización segura.

Subraya que el personal comisionado para atender tales contingencias ambientales, deberá garantizar el trato digno y respetuoso de los ejemplares de oso negro, con el fin de evitarle cualquier tipo de maltrato; proporcionándoles instalaciones y medidas para asegurar su bienestar.

Además que se debe fomentar la educación ambiental y fortalecer la participación ciudadana, con el objetivo de que el gobierno y la sociedad se corresponsabilicen en la solución de esa problemática, principalmente en los municipios con mayor avistamiento de osos negros.