Siete condenados a muerte por atentado contra mezquita en Kuwait

El Tribunal de Justicia de Kuwait condenó hoy a muerte a siete hombres por el atentado explosivo del pasado 26 junio contra la mezquita Al-Sadiq de Imam, que dejó 25 muertos y 227 heridos, en plenas festividades del sagrado mes del Ramadán.

La Corte, presidida por el juez Mohammad Al-Duaij, también sentenció a a otros ocho condenados a penas de entre dos y 15 años prisión, mientras que otros 14 fueron exculpados tras demostrarse su inocencia, según reporte de la agencia estatal de noticias KUNA.

Durante las séptima y octava audiencias, la defensa presentó alegatos para 10 de los 29 sospechosos, -incluidas cinco mujeres- argumentando que el principal acusado, Abdulrahman Eidan, sufre un desorden antisocial severo, por lo que se solicitó que lo examinara un psiquiatra.

En el sexto período de sesiones, el Tribunal también decidió modificar los cargos ya registrados en el caso, es decir, por complicidad en las formas de incitación, consenso y ayuda al principal sospechoso y atacante suicidada, identificado como Fahad Al-Qabaa .

Al Qabaa fue acusado por el uso de explosivos con la intención de matar, por extender el terror, cometiendo asesinato y por unirse a un grupo prohibido internacionalmente, que promueve el derrocamiento del gobierno con medios ilegítimos, por terrorismo y amenazar la unidad del país.

El Tribunal celebró su primera sesión sobre el atentado el pasado 4 de agosto para estudiar los casos presentados contra siete kuwaitíes acusados, cinco sauditas, tres paquistaníes, 13 residentes ilegales y un fugitivo, cuya nacionalidad no ha sido identificada.

La Fiscalía había exigido extremas condenas contra los acusados, ante la información exhaustiva que presentó sobre el caso y la evidencia sobre el papel que jugaron los 29 acusados en el ataque, incluyendo el ocultar evidencia vital y ayudar al conductor, Abdulrahman Eidan, a escapar.

La mezquita Al-Sadiq de Imam en la ciudad de Kuwait fue atacada el 26 de junio pasado por una hombre suicidia durante la tradicional oración del viernes en pleno mes del Ramadán, matando a 26 personas e hiriendo a otros 227.