Monumento de Independencia en Puebla, diseño de Jesús F. Contreras

Después del Ángel de la Independencia que posa en la avenida Reforma en la Ciudad de México, el Monumento a la Independencia que actualmente se ubica en la Avenida Juárez y 19 Sur de esta ciudad es uno de los más hermosos en el país.

Esta esfinge es un diseño de Jesús Fructuoso Contreras, uno de los escultores más famosos y reconocidos en México durante el porfiriato.

Él es originario de Aguascalientes, pero su familia, al ver los dotes que tiene en el arte, lo manda a estudiar a Bellas Artes en la Ciudad de México, y logra obtener una beca por parte de Porfirio Díaz para continuar sus estudios en Europa.

María de la Cruz Ríos Yañez, directora del Archivo General Municipal de Puebla, dijo en entrevista con Notimex que en la capital del estado la presencia de Jesús Contreras se encuentra también en la estatua a Nicolás Bravo, que fue su primer diseño, y el Monumento de Ignacio Zaragoza que se localiza en la zona histórica de Los Fuertes.

"Debemos recordar que Agustín Iturbide jura la Independencia primero en Puebla, antes que en la Ciudad de México, porque en febrero de 1821 cuando se da el Plan de Iguala, Iturbide llega en agosto a Puebla y frente a la iglesia del Templo de la Compañía se jura la Independencia, inclusive se arrojan algunas monedas de plata", comentó.

"Así lo revelan las actas de Cabildo de la época, y días después va a México y ahí jura la Independencia, y finalmente acude a Córdoba donde se firman los tratados del mismo nombre, documentos en con los cuales España reconoce a México como República Independiente", dijo.

Asimismo, reiteró que Puebla ha tenido una participación muy importante en la historia del país.

Informó que el Monumento de Independencia comienza su construcción en 1896, el mismo día que inauguran la figura de Nicolás Bravo, con la presencia del General Porfirio Díaz, se coloca la primera piedra para este monumento alusivo a la abolición de la esclavitud.

"Después de dos años de construcción, en 1898 se devela esta escultura frente al templo de la Virgen de Guadalupe, en el Paseo Bravo. Ahí permaneció hasta el año 1922, cuando el presidente municipal Leopoldo Gavito decide trasladar el monumento a su emplazamiento actual que está en la Avenida Juárez y 19 Sur", indicó.

"El movimiento se hace debido al crecimiento que comienza a tener la ciudad de Puebla", detalló la también investigadora.

El Monumento de la Independencia consta de 20 metros de diámetro y está hecho a base de metal, del cual se desconoce de qué tipo.

Lo corona una mujer que posa rompiendo unas cadenas, como una alegoría a la libertad con el movimiento de Independencia, ya que es sabido que cuando el cura Miguel Hidalgo encabeza el movimiento de emancipación, una de sus principales acciones es abolir la esclavitud, después de ello vienen 11 años de guerra para conformarse un México independiente.

Después de la imagen de la mujer con las cadenas, en el segundo nivel posa en primer lugar la figura de Miguel Hidalgo levantando un estandarte; a su lado izquierdo le acompaña un niño con un tambor, mientras que del lado derecho está la figura del personaje denominado como "El Pipila".

"Este es uno de los monumentos más importantes que tenemos en la ciudad de Puebla, que dentro de nuestra fototeca como Archivo General Municipal hemos identificado algunas fotografías de la época de los 60; todas ellas de la administración municipal de 1963-1966, con ceremonias que reflejan cómo éstas se llevaban a cabo al pie de dicho monumento", describió Ríos Yanez.

Posteriormente el monumento se traslada tal cual del Paseo Bravo a la avenida Juárez; que en un tiempo llegó a llamarse Avenida La Paz.

Se trata de una de las avenidas más importantes de la ciudad desde su inicio, y se hace como una réplica a la Avenida de la Reforma en la ciudad de México, que a su vez se diseña tomando como muestra el Campos Eliseos de París, Francia, como el nuevo urbanismo para el mundo.

La invitación para la ciudadanía es voltear la mirada hacia arriba y apreciar la belleza de este monumento dedicado a conmemorar la Independencia de México en Puebla; tal como sucede con la escultura del ángel alado que diseñó el arquitecto y escultor Antonio Rivas Mercado, y que hoy millones de personas reconocen en la Ciudad de México.

De la Cruz Ríos Yanez apuntó que otros diseños del escultor Jesús F. Contreras que se pueden apreciar en otras partes del país son: el Monumento de la Paz, a un costado de la Catedral de la ciudad de Guanajuato; así como en el vestíbulo del Museo Nacional de Arte que se encuentra en la Plaza Tolssac, donde posa una mujer acostada boca abajo con la leyenda "A pesar de todo".