Afirma experta que aumentan ilícitos dentro de las empresas

Ante integrantes del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), la consultora Carolina Fuentes González aseguró que son altos los índices de hechos ilícitos al interior de las empresas de México.

"No son tan sólo una costosa realidad, sino que los índices de fraudes, robos, engaños, lavado de dinero, corrupción, malversación de fondos y otras conductas negativas van en aumento y son agravadas porque no existe una cultura de seguridad en los negocios", advirtió la experta.

Al participar como expositora durante una sesión del Comité Técnico Local de Prevención y Detección de Fraudes del IMEF Guadalajara, reveló que según los últimos estudios el 77 por ciento de las empresas mexicanas son víctimas de fraudes y de otros delitos, como el robo de información.

Dijo que los delitos ocurren no sólo en las grandes corporaciones, sino también en las pequeñas y medianas empresas, el 50 por ciento de ellas se enfrentan también al creciente "robo hormiga", el traspaso de clientes y la malversación de fondos.

"A los empresarios les preocupan las amenazas externas, pero no ven los riesgos internos, ya que el enemigo está dentro de la casa y no es pequeño. Los robos y fraudes pueden llegar a representar hasta un 38 por ciento de los ingresos de las compañías", señaló.

Fuentes González, directora de la firma consultora Escaneo Ortomolecular de la Conducta y quien también fue analista del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) enfatizó que este tipo de situaciones "impiden a las empresas contribuir al desarrollo que requiere nuestra economía".

La reunión fue coordinada por el Presidente del Grupo Guadalajara del IMEF, César Lau Yuen y por el presidente del Comité Técnico Local de Prevención y Detección de Fraudes, Santiago Pacheco del Río, quienes resaltaron la preocupación de los empresarios por mejorar las condiciones de seguridad de los negocios.

Coincidieron que para ello es necesario utilizar equipos y tecnologías avanzadas, pero sobre todo aprovechando las herramientas disponibles para optimizar la selección y contratación del personal.

En su exposición, Carolina Fuentes dijo que algunas investigaciones revelaron que el 60 por ciento de empleados encuestados admitió haber cometido un ilícito en su trabajo; un 20 por ciento, dijo que no lo había hecho y que nunca lo haría y otro 20 por ciento aceptó que no había delinquido, pero lo haría si se le presentaba una buena oportunidad.

En el caso del "robo hormiga", un 70 por ciento fue realizado por trabajadores internos individualmente; un 20 por ciento, fue cometido por empleados apoyados por otros compañeros y sólo un 10 por ciento de los casos estuvo a cargo de personas ajenas al negocio.

Indicó que los riesgos de robos y fraudes en las empresas mexicanas van en aumento, pero no atribuyó este hecho a las dificultades de la economía o de las familias, sino a desviaciones en las conductas de los individuos.

Los riesgos que revela la psicología criminal, son actitudes como la agresividad, el egocentrismo, la indiferencia afectiva, una falsa adaptabilidad social y las tendencias antisociales, dijo.