Señala magistrada que adolescentes delictivos pierden dignidad humana

La comisión de delitos por parte de jóvenes es una situación que se profundiza y por ello, "desde nuestras trincheras", debemos contribuir a la solución del problema en lugar de "cerrar los ojos", afirmó la magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas, Silveria Serrano Gallegos.

Así lo dijo la víspera, al asistir como comentarista a la presentación del libro titulado "El Proceso Acusatorio y Oral para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal", escrito por el investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Antonio Sierra Sarabia, quien lanza una alerta para atender y solucionar esta problemática.

La experta lamentó que la comisión de delitos del adolescente se envilezca, porque ha perdido la dignidad humana, no sólo de aquellos a quienes victimizan, sino de ellos mismos. Esto, al referirse al caso del menor de 11 años que fue ultimado por la delincuencia organizada, y al que se le acusó de asociación delictuosa, "pero nunca de homicidio".

Dicha afirmación la hizo al referirse al capítulo uno, titulado "Iniciando una carrera criminal", en el que se analizan cinco casos prácticos de jóvenes que delinquieron, todos ellos provenientes de familias desintegradas.

Por ello, aseguró que "todos somos responsables, autoridades, sistema, padres y maestros", porque "cerramos los ojos ante una realidad que nos atropella".

Tras analizar el texto en sus cinco capítulos, la magistrada consideró que la investigación "es más cruda en su descripción que la película de El Infierno", pero, sin duda, es la realidad misma, porque toca el tema social y de derecho, que "afecta de manera decisiva lo más vulnerable que tenemos en la sociedad: los adolescentes".

Destacó la preocupación que durante el escrito muestra el autor de la obra, quien lanza una alerta para "contribuir desde nuestras trincheras", como padres, funcionarios, estudiosos del derecho y maestros "a buscar una solución a tal conflictiva".

El autor hace en el libro un recorrido por la legislación aplicable, retomando el artículo 18 de la Constitución federal -recién reformado-, en el que sustenta toda la normatividad en materia de delincuencia de menores.

Indicó que elabora un recorrido histórico de los centros que han albergado a dichos menores, deteniéndose en revisar la calidad y cualidad del sistema de impartición de justicia cuando se trataba de Consejos Tutelares, que eran administrados por un grupo multidisciplinario "que dejaba mucho que desear" para la reinserción del menor.

La comentarista habló además del comparativo que realizó el autor entre el sistema inquisitorio y el acusatorio, en el que se "ha dado un salto gigantesco", ya que se ha logrado que desde los jueces estén capacitados y hagan una carrera especializada en el juzgamiento de adolescentes.

En su libro, Sierra Sarabia también aborda la justicia penal para adolescentes en Zacatecas, a la que le dedica una revisión del proceso que tiene que enfrentar el joven frente al sistema judicial.