Llama Bucio a garantizar acceso pleno a todos los derechos

El abatimiento de la discriminación debe ser una responsabilidad de las instituciones del estado, dijo el presidente de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio.

Al dictar la conferencia "Participación democrática de las personas con discapacidad en los procesos electorales", sostuvo que urge terminar con las acciones que causan todo tipo de discriminación, a fin de garantizar a la sociedad el acceso pleno a todos sus derechos.

En la sede del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), apuntó que el Estado ha generado condiciones de vulnerabilidad en los grupos de población.

Bucio consideró que los llamados grupos de población vulnerables es una perspectiva equivocada porque es la falta de servicios y de los principales satisfactores que hace la población en situación de vulnerabilidad.

"Los servicios públicos son profundamente desiguales, hacen que la desigualdad se vaya ahondando, no se es vulnerable por ser indígena, mujer, ama de casa, campesino, con discapacidad", aclaró.

Ante consejeros electorales, académicos y estudiantes, explicó que las personas con discapacidad han sido vistas con una visión médico-asistencial, se ha homologado la discapacidad con una enfermedad.

El Estado genera respuesta hacia ello, incluso suman 32 leyes específicas para atención a personas con capacidades diferentes en aspectos como rehabilitación, educación y transporte, pero no se hizo reconocimiento que tienen que acceder a todos los derechos en igualdad de circunstancias, comentó.

El objetivo, continuó, es promover y crear condiciones para que la igualdad entre la sociedad se dé entre todos los sectores, "terminaremos de construir cuando un buen servicio llegue de la misma manera para todos, para quien tiene discapacidad y para quien no".

Bucio puntualizó que la situación es de desventaja asimétrica, entre grupos de población, de participación política entre la mujer y el hombre, entre indígenas y no indígenas, hablantes de lengua materna, migrantes, niños, niñas.

En ese sentido, mencionó, hay que buscar defender y proteger derechos de la población, pues se discrimina por condiciones económicas, espacio territorial, identidad, edad, orientación sexual, preferencias políticas, religiosas u opiniones personales.