Sedatu busca controlar la expansión desordenada de ciudades

El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, encabezó la primera de tres reuniones con alcaldes para instrumentar eficientemente la Política Nacional de Vivienda, que busca elevar la calidad de vida de los mexicanos y controlar la expansión desordenada de las ciudades.

En el encuentro con alcaldes de Jalisco, Nayarit, Colima, Sinaloa, Michoacán y Guanajuato, Ramírez Marín recordó que el mandato del presidente Enrique Peña Nieto es asumir la responsabilidad y rectoría del desarrollo urbano.

Es una tarea consensuada de los tres niveles de gobierno que debe dar resultados en el mediano plazo, y la estrategia es sincronizar las acciones de vivienda con la movilidad de las personas, con las reservas territoriales y el desarrollo de la infraestructura, agregó.

En la reunión, celebrada en Guadalajara, Jalisco, Ramírez Marín precisó que lo que se discuta en estos foros con alcaldes de todo el país, se redactará un documento rector para un nuevo orden de las ciudades, que deberá tener consecuencias legales en las zonas urbanas.

Ramírez Marín aseguró que la preocupación de los servidores públicos es que los recursos alcancen y que lo que se invierte se haga con transparencia, de ahí la obligación de que todos se pongan de acuerdo y apliquen una normatividad urbana.

Por su parte, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, destacó que el desempeño de los alcaldes es el más apasionante y gratificante porque son los primeros en identificar el resultado de sus decisiones de gobierno.

Sostuvo que la falta de planeación del territorio provocó la voracidad inmobiliaria, que no sólo repercute en la carencia de vivienda para los mexicanos con escasos recursos económicos, sino que "también arrastra el fenómeno de las viviendas abandonadas que alteran la paz social".

En México existen 59 zonas metropolitanas integradas por 367 municipios, que concentran casi 71 por ciento de la población nacional y el reto es restituir no sólo el orden en la expansión de la mancha urbana, sino rescatar la convivencia social, la seguridad y la paz de los mexicanos.

En su intervención, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Alejandro Nieto Enríquez, expuso que en lo mediato, se requieren 2.9 millones de viviendas para abatir el rezago de casas habitación.

En este evento también participaron funcionarios de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y los responsables operadores de los programas Habitat, Rescate de Espacios Públicos y del Programa de Regulación y Modernización de Catastros.