Causa más de 200 femicidios violencia contra mujeres salvadoreñas

El incremento de la violencia contra las mujeres en El Salvador ha dejado más de 200 femicidios hasta abril pasado, así como cientos de desaparecidas y denuncias de maltrato, informaron hoy organizaciones pro derechos humanos.

La representante del Centro de la Mujer (Cemujer), Ima Guirola, expresó a Notimex su preocupación por el aumento de mujeres asesinadas y agredidas y la impunidad que existe en estos casos.

Señaló que sus cifras contrastan con la dada por la Policía Nacional Civil (PNC), que hasta ese mes contabiliza 74 femicidios.

Guirola recordó que en 2007, cada tres días se cometía un asesinato de una mujer en el país y ahora la relación es de uno cada 10 horas.

En la actualidad, Cemujer registra diariamente entre siete y ocho denuncias de mujeres maltratadas por sus esposos principalmente, pero también por las pandillas, en el trabajo y en otros lugares.

La dirigente feminista dijo que cada vez se hace más difícil tener estadísticas actualizadas de mujeres asesinadas porque ahora existen muchas desapariciones.

Citó cifras de la PNC de enero a abril de este año, que registra 468 personas desaparecidas, de las cuales el 58.0 por ciento son del sexo femenino.

"Hay que hacer una lectura de la realidad. La mujer es invisibilizada", aseguró Guirola, quien a su vez denunció negligencia por parte de las autoridades para investigar este tipo de hechos que calificó de "preocupantes".

Denunció que legisladores, exfuncionarios, magistrados y destacados futbolistas están involucrados en violencia intrafamiliar por haber golpeado o agredido a sus parejas.

El aumento de la violencia ha llegado a niveles extremos en El Salvador, pues por ejemplo el mes pasado un hombre roció gasolina a su pareja en su hogar y ésta murió días después, a pesar de que los médicos intentaron salvarla en un hospital de esta capital.

"Eso fue una verdadera barbarie", comentó Guirola, al agregar que "la oscura tregua de las pandillas está pasando factura a la población".

Muchas de las mujeres asesinadas y desaparecidas tienen algún vínculo de trabajo o sentimental con los miembros de pandillas. Sin embargo, las autoridades en este país lo ven ya como algo normal.

Las estadísticas de Cemujer no incluyen las que tienen decenas de organizaciones feministas que también atienden denuncias de mujeres.

El gobierno ha dado prioridad a resolver este flagelo e incluso ha creado el proyecto Ciudad Mujer, con cuatro sedes por el momento, donde se atiende de manera integral y legal a las féminas o madres solteras que han sido agredidas, y donde les ayudan a valerse por sí mismas.