Dedica Diego Herrera "Música en silencio" a sus vivos y muertos

El músico mexicano Diego Herrera, integrante del grupo Caifanes, dedica "Música en silencio" a sus seres queridos, a los vivos y los muertos, a través de su segundo material discográfico como solista.

Lo hizo en agradecimiento a 10 personas importantes en su historia. La idea le surgió cuando su padre Germán enfermó y los médicos le diagnosticaron poco tiempo de vida.

"Fue difícil para mí porque aún sabiéndolo enfermo, a mi papá no podía decirle que lo quería mucho y que le agradecía todo lo que había hecho por mí. Cuatro años antes de su muerte comenzó a quedarse sordo y pensando en que todavía podía escucharme, le compuse temas en el piano y se los puse.

"Al final, logré decirle todo lo que sentía por él y quedé satisfecho", compartió Herrera en entrevista con Notimex.

Esta experiencia fue el pretexto para que el tecladista, saxofonista y percusionista de Caifanes compusiera otras melodías a los hombres y mujeres que también han sido sobresalientes en su vida y que no se los había dicho.

De esta manera, encontró en la música el vehículo perfecto para expresar sus sentimientos también al pianista y compositor Eugenio Toussaint (1954-2011), a su chamán ("Wolf walter"), un gran amigo ("Rupesh") y su actual pareja ("Mura"), entre otros.

"Viví un par de años con los Toussaint cuando decidí ser músico. Tiempo después me di cuenta de todo lo que había aprendido de Eugenio, así que le compuse 'El príncipe' y se la envié a su hermano Enrique para que le agregara el bajo. Tenemos la esperanza de que nos escuche donde quiera que esté", platicó.

Cada tema de "Música en silencio", construido principalmente al piano, está dedicado a una persona en especial, pero no a todas las que él hubiera querido.

Por eso Herrera no descarta la posibilidad de grabar un segundo volumen y añadir algo para sus compañeros de los grupos Caifanes y Jaguares, con los que ha participado a lo largo de su carrera.

"Es un disco muy íntimo y personal; incluso, tenía mucho miedo de hacerlo porque me imaginé lo que la gente podría pensar del tecladista de Caifanes. Finalmente me deshice de tantos fantasmas y prejuicios, y me desnudé ante la gente", apuntó el artista.

Hoy en día, el Caifán tiene claro que con el paso del tiempo el ser humano teje infinidad de telarañas en su cabeza que no le permiten vivir bien ni ser feliz.

"Mi disco no está diseñado para que le guste a todo el mundo y en realidad no pretendo eso, simplemente lo hice para liberar mi corazón, mi alma. Es decir, me eché un clavado hacia adentro de mí, estuve más conmigo y menos con el Youtube, el WhatsApp, las chelas, el reventón y la televisión".

Tras vivir esta experiencia, Diego Herrera, creador de temas como "Piedra", "Detrás de ti" y "Amanece", entre otras, confirmó que la gente no sabe convivir con sí mismo.

"Es entonces cuando buscas pretextos para no estar contigo; buscas a los amigos para echarte el tequila y te distraes de una realidad que es evidente e inminente".

A través de su página en Internet, el músico ha recibido varios mensajes de quienes han escuchado su álbum y por fortuna, los comentarios son positivos como el de una señora que se reconcilió con su hijo tras oír un tema.

"Si vendo cinco mil o dos mil copias, no importa, lo que realmente me interesa es transmitir mis sentimientos y lograr cambiarle de manera positiva la vida a alguien", concluyó.

Luego de presentar un poco de este material en el reciente concierto de Caifanes, hace unos días en el Palacio de los Deportes, Diego Herrera planea ofrecer un "showcase" para darlo a conocer a fondo.