Incentivará Infonavit formalidad en arrendamientos

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) presentó hoy su programa piloto de uso temporal de renta, a través del cual se busca, entre otros beneficios, contribuir a la formalidad del mercado de arrendamiento que hoy está poco estructurado.

El director general del Instituto, Alejandro Murat Hinojosa, precisó que este programa piloto, que estará en esta fase durante 12 meses, será para los derechohabientes activos del organismo de vivienda, y contribuirá también a la movilidad, lo cual apoya la productividad.

"Estamos aquí para incentivar la formalidad", pues quienes pongan a la renta un inmueble deberán registrarse en un padrón y pagar los impuestos respectivos, indicó el funcionario en conferencia de prensa.

Este esquema se enfocará a trabajadores que ganan más de ocho salarios mínimos (un 30 por ciento de los 15 millones de derechohabientes del Infonavit), esto es más de 15 mil 500 pesos, y la renta no deberá superar el 25 por ciento de su salario.

Por medio de este producto se arrendará una vivienda (por hasta cinco años) y el pago se descontará del salario del trabajador, previa autorización, teniendo como garantía la subcuenta de vivienda (por hasta seis meses).

Los trabajadores deberán tener al menos un año de relación laboral vigente y haber acumulado en su subcuenta de vivienda un monto que cubra por lo menos seis meses de renta.

El funcionario aclaró que la subcuenta de vivienda "no se tocará" a menos que haya un incumplimiento del trabajador.

El producto de renta también apoyará la adquisición de vivienda de los trabajadores, ya que permitirá generar un historial de cumplimiento, lo cual dará al trabajador mejor condiciones en cuanto a las tasas de interés cuando ejerza su crédito.

Murat Hinojosa indicó que este producto de renta complementa la oferta que tiene el Infonavit de compra de vivienda nueva y usada, mejoramiento y ampliación; "es un producto que estaba faltando", aseguró.

El programa elimina el obstáculo que puede representar para muchos trabajadores le necesidad de un aval y de depósito de renta; amplía en el mediano y largo plazo el mercado de adquisición y a través de la generación de un historial crediticio.

Con cifras de la consultora Softec, refirió, la movilidad de los trabajadores en los años 70 fue de dos veces, mientras que en la actualidad es de 18 veces, lo cual demuestra la necesidad de ofertas de nuevos productos. "Hoy la movilidad es fundamental para que haya más productividad y este producto viene a abonar esta parte", dijo.

Asimismo, refirió que mientras en países desarrollados la proporción de viviendas propias y en renta es de 55 y 45 por ciento, respectivamente, en México esta relación es de 77 por ciento en casas propias y 23 por ciento en arrendamiento.

Con datos del Censo de 2012, en el país hay 28.5 millones de vivienda habitadas, de las cuales alrededor de 6.6 por ciento se encuentra ocupada por personas distintas al propietario, lo que podría considerarse en renta.

El director general del Infonavit indicó que este producto arrancará en el tercer trimestre del año, el cual le permitirá al Instituto conocer cuál es el modelo idóneo para la operación, así como la viabilidad de su operatividad y los costos asociados, y evaluar los beneficios para los participantes.

Asimismo, se valorará el apetito que hay del mercado, tanto de la demanda como de la oferta, y se prevé que puedan participar entidades como los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), entre otros.

El programa piloto se enfocará en zonas metropolitanas del país, y hasta el momento ya se identificaron alrededor de mil 800 viviendas en el Distrito Federal y Monterrey, en donde las rentas mínimas oscilan los cinco mil pesos.

Entre los aspectos económicos del programa destacan su contribución a la formación de solicitudes para la adquisición de vivienda, y en caso de ejercer la opción de compra, el derechohabiente puede recibir un beneficio en tasa hasta por 5.0 por ciento de descuento en el crédito de adquisición.

De manera adicional, el trabajador genera un historial de pago para ser sujeto de crédito de diversos productos de financiemos.

Estudios del Infonavit revelan que entre las preferencia de los mexicanos, 30 por ciento quiere comprar una vivienda nueva o usada, otro 30 por ciento ampliar o remodelar y 20 por ciento desea ahorrar.