Recuerda Carta Magna obligación de garantizar derechos humanos: SCJN

La Carta Magna es la memoria viva que recuerda a todas las autoridades que están obligadas a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, indicó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis Aguilar Morales.

Al hablar en el acto conmemorativo de los 800 años de la Carta Magna, firmada en Runnymede, a orillas de Támesis (Londres, Reino Unido) en 1215, dijo que se debe reflexionar lo que representa ese documento, que es un patrimonio de la humanidad y por ello "forma parte de la Memoria del Mundo".

"La Carta Magna es documento ancestral, pero con varias porciones de su contenido plenamente vigentes, una apología de la libertad y de la lucha contra todo autoritarismo", sostuvo el también presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Ante el embajador de Reino Unido en México, Duncan Taylor, destacó que la Carta Magna refuerza la noción de una ley suprema, de una norma fundamental que, en el caso del país es la Constitución.

Destacó que la conmemoración se da "en un momento clave para compartir experiencias entre las naciones, al promover el diálogo y la reflexión sobre la relevancia que tiene en temas importantes como la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y los esfuerzos anticorrupción".

Aguilar Morales coincidió con Ducan Taylor en reconocer a la Carta Magna "como un símbolo de libertad y uno de los derechos fundamentales en el desarrollo de la justicia y el Estado de Derecho, pues estableció un parámetro sobre la protección de los derechos y libertades del hombre".

Además, "la Carta Magna no solo tiene un incalculable valor histórico, sino también tuvo repercusiones evidentes, tanto en el sistema universal de derechos humanos, como en el constitucionalismo latinoamericano, y México no es la excepción", subrayó en la sede de la Corte.

En este acto también participaron Víctor Rodríguez Rescia, del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas; Jesús Peña Palacios, Representante Adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Unidos en México, y Alex Wilks, representante de la Barra Internacional de Abogados.