Merkel recibe a Rajoy para abordar crisis migratoria en Europa

La canciller federal alemana, Angela Merkel, recibió hoy por la tarde al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en el Palacio de Meseberg, la residencia oficial del gobierno alemán, situada a unos 70 kilómetros de Berlín.

Durante dos días y en el marco de una cumbre de carácter informal, alejada de protocolos, los dos líderes mantendrán encuentros de trabajo en los que abordarán asuntos bilaterales, haciendo especial hincapié en la crisis migratoria que afecta a Europa.

Antes de comenzar sus encuentros de trabajo, Merkel y Rajoy dieron un paseo en torno al lago Huwenow durante alrededor de una hora, un trayecto que aprovecharon para ir entrando en materia y avanzando en los temas que les mantendrán ocupados en las próximas horas.

Merkel, quien este lunes al mediodía ofreció su tradicional rueda de prensa de verano, llegó en helicóptero a Meseberg. Poco después, Rajoy hizo su aparición en la residencia oficial del gobierno alemán pensada como casa de huéspedes para dirigentes internacionales.

Los dos líderes, tras saludarse afectuosamente, entraron en el edificio para vestirse con una ropa más cómoda y apropiada para el paseo que a continuación iban a comenzar.

Por delante tienen casi dos días de trabajo en los que se ocuparán, además de la crisis migratoria, de asuntos de política europea como la crisis de Grecia o el conflicto de Ucrania. Rajoy acude a Berlín acompañado de buena parte de sus ministros.

El presidente del gobierno español quiere utilizar este viaje no sólo para dar un impulso al plan europeo de cooperación con África que sirva para resolver la crisis migratoria, sino para dejar buena impronta en Alemania y lograr el apoyo explícito de Merkel ante la proximidad de las elecciones en España.

No en vano Rajoy acude a Berlín con una marcada agenda económica. Mañana participará junto a la canciller en la cumbre empresarial hispano-alemana que organiza la Confederación de la Industria Alemana (BDI en sus siglas en alemán).

El presidente español aprovechará su intervención para presentarse como un fiel aliado de Alemania y un alumno ejemplar a la hora de aplicar reformas en épocas de crisis.

"La experiencia de España demuestra que las reformas son el camino correcto para el bienestar", escribió Mariano Rajoy en un artículo publicado este lunes en el diario económico Handelsblatt, en el que destacaba la gran contribución que España había realizado a la eurozona.

A las puertas de las elecciones nacionales en España, el mandatario español quiere mejorar su imagen tanto en casa como en el exterior, por eso durante este verano se muestra más locuaz con la prensa, de la que normalmente huye, y aprovecha toda ocasión para recordar que su gobierno "ha sacado a España de la crisis".

La visita de Rajoy a Alemania y su estancia en Meseberg está pensado como la continuación del viaje realizado hace justo un año por la mandataria germana a la ciudad española de Santiago de Compostela.

En aquella ocasión ambos líderes recorrieron juntos un tramo del conocido "Camino de Santiago", ruta de peregrinaje de gran fama internacional, y Merkel prometió devolverle la visita invitándole a su país.