Inauguran en TSJDF Octava Feria Nacional del Libro Jurídico

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Édgar Elías Azar, inauguró la Octava Feria Nacional del Libro Jurídico, que se llevará a cabo en la sede de Niños Héroes durante una semana y después será trasladada a la de Plaza Juárez, donde estará otros siete días.

Momentos antes de cortar el listón inaugural, el magistrado expuso en su discurso ante autoridades capitalinas, que a esta nueva edición de la Feria Nacional del Libro jurídico "llegamos verdaderamente estimulados y con mucho entusiasmo".

Ante jueces y consejeros explicó que las obras que se muestran en las decenas de stands instalados en la sede del TSJDF "nos acercan cultura y conocimiento humano, y son finalmente reflexiones para la vida".

"El hecho de que en las instalaciones del TSJDF se haga presente esta fiesta de la cultura nos colma de orgullo y nos satisface enormemente pues bajo todas las condiciones ya como una tradición que se reconoce, los medios en poder de la jurisdicción son los mismos medios de que se vale la cultura para difundirse y esparcirse entre todos", comentó.

Indicó que "los juzgadores trabajamos con cultura jurídica, pero también con cultura humana en su más vasta expresión. Los conflictos e intereses que conocemos en los juicios que se ventilan en los diferentes órganos de justicia son parte relevante, sustancial y reveladora de parcelas fundamentales de nuestra cultura capitalina".

Elías Azar añadió que esta feria es bienvenida, "es goce elocuente y viva de nuestras ansias de saber y de la necesidad de abrir vías cada vez más anchurosas para la divulgación de la cultura".

En tanto, la secretaria de Educación local, Alejandra Barrales Magdaleno, dijo que se trata de promover la cultura de la legalidad "y cuando hablamos de ésta sólo necesitamos pensar en nuestro día a día porque la cultura de la legalidad la ponemos a prueba diariamente".

Ello, continuó, "cuando hacemos caso o no a un reglamento de tránsito, por ejemplo, cuando nos pasa por la mente deshacernos de una infracción con una mordida".

Además, "cuando nos tienta la idea de comprar un libro o un disco pirata, nos parece muy importante que haya esta conciencia para poder revisar el impacto que tiene caminar o no sobre la cultura de la legalidad, sobre todo porque esto trae un impacto importante para la niñez que absorbe todo lo que ve día con día dentro y fuera de sus hogares".

A su vez, el secretario de Cultura del Distrito Federal, Eduardo Vázquez Martín, expresó que hay un tema que la cultura jurídica mexicana que reflexiona sobre los derechos culturales, los cuales, dijo, son parte importante de los derechos humanos.

Subrayó que los derechos culturales entendidos como parte de los derechos humanos tienen que ver primero con el reconocimiento a la diversidad cultural, es decir, el derecho a la identidad cultural y hacer del ejercicio de su difusión un derecho humano.

Este debate mundial sobre los derechos culturales ha llegado poco a poco al país, por lo que en la última legislatura de la Asamblea Legislativa se llegó a un punto de acuerdo relativo a hacer valer, respetar y difundir los derechos culturales, el cual fue aprobado y está en proceso de su publicación por la Consejería Jurídica, abundó.

Destacó que no hay democracia ni libertades completas si no se reconocen el derecho a la identidad, a la diversidad, a la memoria histórica y a la preservación del patrimonio.

En la inauguración también estuvieron presentes la presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Margarita Darlene Rojas Olvera; el rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Hugo Aboites Aguilar; y del director del Instituto Nacional de Ciencias Penales, Rafael Estrada Michel.