FARC propone pacto a favor de búsqueda de desaparecidos

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) propusieron hoy un pacto para buscar a miles de desaparecidos durante el conflicto armado interno colombiano.

Al concluir un ciclo de negociaciones de paz en La Habana con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, representantes de las FARC dijeron que se requieren "compromisos de desescalamiento que incluyan la búsqueda de las personas dadas por desaparecidas".

El jefe negociador de las FARC, Iván Márquez, admitió que las cifras "son disímiles", pero dijo que hay consenso en que "ha habido más desapariciones forzosas que la suma de los desaparecidos por las dictaduras de Chile y Argentina", informó el diario El Espectador.

Datos de la fiscalía colombiana indican que el conflicto armado de medio siglo en el país arroja unos 50 mil desaparecidos, contra unos 30 mil muertos y desaparecidos de la dictadura argentina (1976-1983) y alrededor de tres mil 200 en el caso chileno (1973-1990).

Márquez hizo la propuesta al terminar el ciclo número 40 de los diálogos de paz, iniciados en la capital cubana en noviembre de 2012 y que abordaron temas de justicia y la violencia de género y sexual como arma de guerra.

Se prevé que las partes retomen las negociaciones el 10 de septiembre próximo también en La Habana.

A partir del 20 de julio último rige una tregua unilateral de la guerrilla y el gobierno de Santos suspendió seis días después los bombardeos a reductos rebeldes.

Márquez dijo que fue reanudado el programa piloto de desminado, a cargo de una organización no gubernamental especializada de Noruega, suspendido tras la muerte de un militar que retiraba explosivos, el 15 de julio.

"La labor de limpieza y descontaminación de artefactos explosivos se ha reiniciado en la Vereda El Orejón", apuntó Márquez.

Las minas han dejado desde 1990 más de 11 mil víctimas, entre muertos y heridos.

Hasta ahora las partes han cerrado tres de los seis puntos de la agenda. Además acordaron crear una Comisión de la Verdad e iniciaron un programa piloto de desminado.

Márquez también pidió al gobierno de Santos que frene la "belicosidad" de jefes militares regionales que están supuestamente "hostilizando" a la guerrilla.

"Insistimos al Gobierno en la necesidad de actuar en consecuencia con la tregua unilateral declarada por las FARC. Reclamamos racionalidad y coherencia", expresó el jefe rebelde en las negociaciones.

La delegación del gobierno, encabezada por el exvicepresidente colombiano Humberto de la Calle, no hizo declaraciones a la prensa.