Se cumple una década sin el físico Joseph Rotblat

El físico de origen polaco Joseph Rotblat, quien obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1995 por su lucha contra el arma nuclear, es recordado a diez años de su muerte, que se cumplen mañana, por consagrar su vida a estudiar los beneficios de la medicina nuclear y a combatir la existencia de la bomba.

Uno de sus principales instrumentos en esa lucha fue la Conferencia de Pugwash de Ciencias y Asuntos Mundiales, foro de debate que fundó e impulsó desde 1957 a partir del manifiesto antinuclear firmado en 1955 por Albert Einstein (1879-1955), señala el sitio "www.elpais.com".

De ascendencia judía, Rotblat nació en Varsovia, Polonia, el 4 de noviembre de 1908, en el seno de una próspera familia judía, que le proporcionó una infancia feliz, ilustrada y llena de comodidades hasta la Primera Guerra Mundial, conflicto que trajo consigo pobreza y sufrimiento.

Cursó estudios de Física en su ciudad, licenciándose en 1932 y doctorándose en 1938. Posteriormente, en 1939, ingresó a la Universidad de Liverpool, donde continuó sus trabajos de investigación en Física Nuclear, según el portal de "www.buscabiografias.com".

Ese mismo año, inició su investigación en Gran Bretaña con su trabajo sobre la división del átomo, que le llevó a la conclusión de que era posible producir una bomba atómica.

Tiempo después, fue integrante del grupo de científicos del Proyecto Manhattan que tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En 1943, Rotblat obtuvo permiso para retirarse del Proyecto, en el cual tanto Estados Unidos como Gran Bretaña estaban cooperando para la producción de armas nucleares, afirma el sitio "www.nobelprize.org".

La razón de su partida de ese grupo respondió a que Rotblat temía que los arsenales pudieran ser usados por el bloque comunista de la Unión Soviética.

En el período de la posguerra, el destacado físico emprendió una enorme cantidad de trabajos a favor de la paz, el diálogo y el desarme a través del movimiento Pugwash, con el que compartió el Premio Nobel de la Paz en 1995.

Tras ser galardonado, Rotblat expresó que mientras existan arsenales de armas nucleares, se encuentra la posibilidad de usarlos y el objetivo de los científicos es la completa eliminación de estos artefactos.

También afirmó que la ciencia juega un papel primordial en el mundo y está en condiciones de decidir el destino de la humanidad.

En los siguientes años, Joseph Rotblat continúo con su labor pacifista, desde el movimiento Pugwash, que presidió hasta su muerte, acontecida el 31 de agosto del 2005 en Londres, Inglaterra.