Natalia Toledo y otras poetas llevan sus versos al Zócalo capitalino

En el marco de la II Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México 2015, se presentó el recital de poesía en lenguas indígenas, que reunió a Natalia Toledo, Ruperta Bautista y Celerina Sánchez.

"Se debe de difundir más la poesía en lenguas originarias por el simple hecho de que sobreviven después de La Conquista, después de las matanzas que hubo, por lo que es un mérito del mismo idioma que existan", aseguró la poeta Natalia Toledo, hija del artista plástico Francisco Toledo.

Preocupada por difundir no solamente la poesía en lengua originarias, sino la cultura y sus tradiciones, Toledo señaló que aún hay mucho por hacer, pues se requiere de un proyecto que resguarde o promueva las lenguas.

También dijo que conoce a mucha gente que hace su labor de hormiguita en muchas comunidades, logrando avances con pocos recursos económicos.

No obstante, consideró que "es importante que las autoridades hagan algo por estos idiomas, porque realmente lo merecen y es algo sorprendente que hoy en día estén vivos", afirmó.

La poeta explicó que ella trabaja en un proyecto que se llama "El camino de la iguana", el cual incluye talleres para niños y para jóvenes maestros bilingües en el Istmo de Tehuantepec, mismo que ha tenido una gran aceptación y que ha llevado a otras comunidades de Oaxaca.

"Son talleres en los que se enseña a escribir y leer el zapoteco, pero también a creer en él y vivir en él", concluyó Toledo.

Posteriormente las poeta zapotecas Natalia Toledo e Irma Pineda, así como Ruperta Bautista y Celerina Sánchez, poeta tzotzil y mixteca, respectivamente, fueron acompañadas por el músico jaranero Francisco Julio Romero, en la lectura de algunos de sus versos.

Las poetas recitaron algunas de sus obras en el Escenario Principal, de la explanada del Zócalo capitalino, evocando el amor por la naturaleza, la armonía y sobre todo por la vida.