Riego por goteo es una opción en uso eficiente del agua

Urge un uso más eficiente y racional del agua a nivel mundial, pues el líquido no sólo es de consumo personal, sino que se incluye prácticamente en todas las cosas que utilizamos sin tener conocimiento de esto, advirtió la empresa israelí Netafim.

Mencionó que producir un pantalón de mezclilla (jeans) ocupa cuatro mil 100 litros de agua, mientras que una taza de té requiere de 30 litros de agua; una cerveza, 75 litros; una litro de leche ocupa más de mil litros más el alimento y agua que consume la vaca.

Además, para producir un kilo de arroz se necesitan tres mil 500 litros de agua y un kilo de carne necesita de 15 mil litros de agua, esto es lo que se llama la huella hídrica, explicó el director de la División Comercial de las Américas de la empresa Netafim, Natan Barak.

En la actualidad, la agricultura ocupa 70 por ciento del agua disponible, pero enfrenta mucha competencia de la industria y el uso doméstico, por lo que "lo único que se tiene que hacer es utilizar tecnología para hacer un uso más eficiente", como el uso de riego por goteo.

Ello se suma a desafíos importantes a nivel global, porque la población mundial crece y en menos de una generación habrá que alimentar a 30 por ciento de personas más, lo que implica que por cada 10 individuos se agregarán tres más, a quienes hay que atender con los mismos recursos.

A la par del crecimiento poblacional hay un aumento en los alimentos que se tienen y un ejemplo de esto es que en China, hace más o menos 15 años no se comían lácteos y hoy es el de mayor consumo.

"En este momento, la tierra per cápita está decreciendo, para alimentos necesitamos agua, suelo y luz, los primeros dos están en escasez, a lo que se suma el cambio climático que hace imposible confiar en el clima", destacó el directivo.

Refirió que de acuerdo con cifras del Banco Mundial, casi dos mil millones de personas vivirán en zonas afectas por falta de agua, lo que hace aún más apremiante el uso de métodos eficientes para el manejo de agua.

Es por ello que Netafim, considerada como la compañía más grande de riesgo por goteo, continúa con el desarrollo de tecnologías de este tipo, que permiten reducir hasta 50 por ciento el uso de agua en la agricultura.

"El riego por goteo es la solución más eficiente para combatir el hambre y la escasez de suelo. No hay mayor cultivo que con riego con goteo", aseguró.

Aseveró que lo anterior permite colocar el agua en donde la planta lo necesita. Además esta tecnología permite usar otros líquidos o químicos necesario para los cultivos.

Barak precisó que en los casos donde el cultivo se tiene que inundar, como el arroz, entre 40 y 60 por ciento del agua se pierde, mientras que con el riesgo por goteo se logra entre 90 y 95 por ciento de eficiencia.

Sin embargo, sólo 4.0 por ciento de la agricultura usa este método, esto se debe en parte a que los gobiernos no ofrecen la infraestructura necesaria para esto, consideró.

Un sistema de riego por goteo puede tener un costo desde mil a tres mil dólares por hectárea, que si bien puede parecer caro, "si no inviertes no vas a ganar nada", dijo el directivo, al destacar que será más riesgoso no tener agua más adelante.

Adelantó que se avanza en investigaciones de Nano riego, que se refiere al riego de agua dependiendo de la necesidad que tiene la planta a lo largo del día, esto requiere bajos caudales.

Ejemplificó que una planta no requiere agua de noche, mientras que al mediodía necesita más líquido que en otras horas del día, por lo que se desarrollan chips que indiquen esto y apliquen lo necesario.

Por otro lado, adelantó que Netafim busca colocar una nueva planta en Norte América, y se considera la posibilidad de colocarla en Reynosa, Tamaulipas, donde la empresa ya tiene una fábrica y que es una de las más eficientes para la compañía.

Sin precisar los montos de la inversión de la nueva planta, la cual podría extender a la ya existente en territorio mexicano, el directivo anotó que la empresa en México es la tercera subsidiaria de la compañía, después de Estados Unidos e India.