Estado Islámico secuestra a 200 iraquíes durante protesta en Al Anbar

El Estado Islámico (EI) secuestró a unas 200 personas en la occidental provincia iraquí de Al Anbar, cuando protestaban contra la tiranía del grupo yihadista, sobre todo por el asesinato de un miembro de una tribu, informaron hoy las autoridades.

El secuestro tuvo lugar la noche del viernes pasado cuando cientos de personas participaban en una protesta por la muerte de Nathir al Kubaisi, un miembro de una tribu, quien fue asesinado tras ser acusado de haber matado a un yihadista en la ciudad de Rutba, en Al Anbar.

"Cientos de personas de Rutba se manifestaron tras el entierro de al Kubaisi, al que el EI mató de un disparo enfrente de su familia", dijo un portavoz del Consejo Provincial de Al Anbar, citado por medios árabes.

Los asistentes protestaban contra las prácticas del EI y la forma en que mata a sus familiares. "El EI detuvo a unos 200 residentes de Rutba, luego de haber reprimido a los manifestantes con violencia e incluso disparado con fuego real para dispersarlos", agregó.

El secuestro tuvo lugar un día después de que dos generales del Ejército iraquí murieron en un atentado con coche bomba perpetrado por el EI en el norte de la ciudad de Ramadi, en la provincia de Al Anbar.

Este domingo, la inteligencia iraquí anunció que las fuerzas iraquíes destruyeron la sede de una célula terrorista perteneciente al EI, que considera responsable del atentado que causó la muerte de ambos generales.

"Las fuerzas iraquíes dirigieron un bombardeo aéreo con cohetes contra el objetivo, que destruyó por completo, junto a los miembros de la célula terrorista", informaron los servicios secretos iraquíes.

Irak afronta desde junio de 2014 una cruenta guerra contra el EI, que conquistó amplias zonas de su territorio y proclamó un califato en este país y en la vecina Siria.